Borrell, jefe de la diplomacia europea, manda un aviso a España por su rechazo al plan gasístico de la UE

·2 min de lectura
Borrell, alto representante de la UE saluda a las cámaras (Photo: NICOLAS MAETERLINCK via Getty Images)
Borrell, alto representante de la UE saluda a las cámaras (Photo: NICOLAS MAETERLINCK via Getty Images)

Borrell, alto representante de la UE saluda a las cámaras (Photo: NICOLAS MAETERLINCK via Getty Images)

La línea Madrid-Bruselas no para. El desencuentro entre España y la UE en materia gasística ha marcado las relaciones de los últimos días, en un tira y afloja del que ha advertido Josep Borrell. El jefe de la diplomacia europea ha apuntado que, por ahora, la Comisión ha dado recomendaciones, pero si estas no sirven podrían adoptarse otras medidas, ya no optativas.

Todo parte del miércoles. La Comisión Europea hacía público su plan de ‘blindaje’ ante un posible corte del grifo de gas de Rusia. Entre sus recomendaciones, llamaba a los Veintisiete a reducir un 15% su consumo gasístico entre este agosto y marzo de 2023. La sola propuesta de esta quita sentó mal en Moncloa. El Gobierno respondió firme: en España no se rebajaría el consumo “de luz y de gas” para “las familias y las empresas”, como sentenció la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Energética, Teresa Ribera. Un plan “injusto”, añadió.

Más madera. Este viernes, España contraatacaba con una oferta a la UE: Exportar tres veces más de gas a Europa para evitar recortes en el consumo. España es un puntal gasístico de la UE, ya que es la puerta de entrada de alrededor de un tercio de todo el gas natural licuado (GNL) y posee la capaciad de almacenar un 40% de toda Europa.

Esta tarde, Josep Borrell ha pasado por el Canal 24 Horas para valorar el desencuentro entre la Comisión y el Ejecutivo nacional. El jefe de la diplomacia ha recordado que “no solo es España, ya que hay otros países que van a discutir el proceso”. La Comisión, ha dicho, “tiene capacidad de proponer pero no de decidir”.

Pero esto podría ir a mayores, ha dejado caer. “La primera medida es pedir un ahorro de forma voluntaria, todos debemos contribuir, pero si las peticiones voluntarias no es suficiente habrá que tomar otras medidas”.

“España es solidaria, no se opone a la Comisión, y tiene una posición muy importante. El problema es que puede recibir gas pero luego tiene dificultades para reexportar ese gas a la UE, porque no estamos muy bien interconectados, aunque esto se puede resolver”, ha proseguido, en un guiño a su país.

Por ello, ha remarcado el jefe de la diplomacia comunitaria, “la mejor contribución que España puede hacer es ayudar a que llegue más GNL a Europa”. “Rusia no sabemos que hará en otoño, pero está claro que está usando el gas como arma. No podemos esperar a vernos con las tuberias cortadas”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente