Borrell insiste en el riesgo aunque no puede prohibir que se viaje al Sahara

El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, y la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera (fuera de plano), ofrecen este jueves una rueda de prensa en Madrid para presentar la Agenda Oficial de la Cumbre del Clima, que se celebra en la capital del 2 al 13 de diciembre. EFE/ David Fernández

Madrid, 28 nov (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha asegurado tener "información confidencial" de que existe el "riesgo" de un atentado en la zona de los campamentos saharauis y tiene la obligación de informar de ello, aunque no puede prohibir que españoles viajen a la zona.

En declaraciones a su llegada este jueves a un acto en la Casa de América, Borrell ha asegurado haber recibido información de una "fuente confidencial" que no puede desvelar de que existe ese riesgo, pero no la puede dar "como algo absolutamente cierto", ha explicado.

Lo que sí ha descartado es que, como aseguran representantes del Frente Polisario, no existe "ningún interés en bloquear las visitas de las familias españolas que han mostrado su solidaridad con el pueblo saharaui", y que han planeado visitar la zona en los próximos días.

Organizaciones de apoyo al pueblo saharaui han expresado su desconfianza por el hecho de que la información sobre un riesgo de atentado en Tinduf llega cuando más de 300 españoles planean viajar a visitar a los niños que acogieron en sus casas el pasado verano .

El Ministerio, que a medio día de ayer advirtió del posible riesgo de atentados en la zona de Tinduf por medio de un mensaje en Twitter, ha trasladado este jueves al Polisario la información de la que dispone gracias a una "fuente confidencial".

Al ser preguntado, Borrell ha reconocido que no puede dar dicha información "como algo absolutamente cierto", pero ha considerado que tiene la "obligación de advertir de la existencia de un riesgo que puede afectar a ciudadanos españoles, pero no puedo prohibir que se viaje", ha subrayado.

"Póngase en la piel de un ministro que sabe, a través de procedimientos fiables, que existe un riesgo; no puedo callarme ese riesgo, porque si por desgracia ocurriera alguna cosa, imagínese usted la responsabilidad", ha comentado.

Además, ha apuntado que "en otras ocasiones hemos sabido que iban a producirse atentados y gracias a esta información no ha sucedido nada".

En el Ministerio de Exteriores "lo que hacemos, lo hacemos con la mejor voluntad de proteger a nuestros ciudadanos ante los posibles riesgos que puedan correr", ha señalado el ministro, quien también ha descartado que el anuncio tenga "nada que ver con el hecho circunstancial de que el ministro de Exteriores de Marruecos estuviera de visita en Madrid".

El ministro Nasser Bourita se encontraba ayer miércoles de viaje de trabajo en Madrid y fue recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por el propio Borrell, con quien cenó en el Palacio de Buenavista, sede del Cuartel General del Ejército de Tierra.