El segundo borrador de la COP26 suaviza sus demandas sobre los combustibles fósiles

·2 min de lectura
Contaminación. (Photo: EFE)
Contaminación. (Photo: EFE)

El nuevo borrador de acuerdo para la cumbre del clima COP26, que ha sido presentado esta mañana por la presidencia británica, reduce las demandas a los países en la eliminación del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles.

Donde el primer texto, publicado el miércoles, llamaba a los países a “acelerar el fin del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles”, el nuevo borrador se limita a reclamar la eliminación de “los subsidios ineficientes a combustibles fósiles” y diluye esa petición en un párrafo sobre el desarrollo de nuevas tecnologías limpias.

El documento deberá ser examinado esta mañana a partir de las 11.00 GMT por los ministros en el plenario de la COP26.

La cumbre “llama a las partes a acelerar el desarrollo, despliegue y diseminación de tecnologías y la adopción de políticas para transitar hacia sistemas energéticos de bajas emisiones, aumentando rápido la generación de energía limpia y acelerando la eliminación del carbón y de los subsidios ineficientes para los combustibles fósiles”.

Revisión de los NDC

La inclusión de los combustibles fósiles por primera vez en un documento de la ONU había despertado la inquietud de los países productores y se espera que sea uno de los puntos más arduos en las negociaciones de hoy.

Al mismo tiempo, el nuevo borrador requiere a las partes que revisen y refuercen sus planes nacionales de reducción de emisiones (NDC) para 2030 antes del final de 2022, para hacerlos compatibles con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados para final de siglo.

Está previsto que la cumbre culmine en la tarde de este viernes, pero la cantidad de discrepancias que subsisten, sobre todo en cuestiones como la financiación a los países en desarrollo para su adaptación, hacen presumible que pueda alargarse el fin de semana.

Controversia sobre la financiación

Desde el think tank E3G destacan que el nuevo borrador contiene nuevas ambiciones en reducción de emisiones y un mayor equilibrio entre las medidas de mitigación y adaptación, aunque “puede no ser necesario para crear confianza de que habrá suficiente financiación”.

“El texto romperá las líneas rojas de muchos países, que necesitarán mirar a sus capitales para nuevas instrucciones. Ahora son los líderes quienes deben hacer el esfuerzo pesado”, considera E3G.

En medio del tira y afloja, las promesas anunciadas a lo largo de los últimos días por diversos organismos nacionales e internacionales, si finalmente se materializan, “reducirían la brecha necesaria para mantener los objetivos climáticos un 24 o 25% en el horizonte de 2030″, según un análisis de la plataforma Climate Carbon Tracker.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente