¿Borracho por no dormir lo suficiente?

Así es. Ese parece ser el sorprendente y vergonzoso efecto secundario por no haber descansado bien, ¿te la vas a jugar?

La ciencia ha demostrado que dormir poco hace que las neuronas funcionen mal y tengamos lapsus mentales. (Foto: Getty)

Seguro que más de una vez te has levantado cansado y mareado, por la mañana o tras una siesta, sintiéndote confuso, desorientado y sin saber muy bien donde estás ni la hora que es. Pues tengo que decirte que a estos episodios se les llama ‘borrachera de sueño’.

Investigadores de la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de Los Ángeles, California (EE.UU.) y la Universidad de Tel Aviv (Israel) han confirmado que la falta de sueño tiene un impacto severo en el cerebro, y que las consecuencias son potencialmente peligrosas en la vida cotidiana.

Para el cerebro, no descansar adecuadamente es como excederse bebiendo alcohol. Así lo explica a la revista Nature Medicine, Itzhak Fried, autor principal del estudio: “Descubrimos que matar -de sueño- al cerebro también priva a las neuronas de la capacidad de funcionar adecuadamente. Esto hace que se produzcan lapsus cognitivos que influyen en cómo percibimos y reaccionamos al mundo que nos rodea”.

Haber dormido poco hará que te despiertes con mal cuerpo y reduce la capacidad de atención y la memoria.(Foto: Getty)

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron a 12 pacientes epilépticos que tenían implantes en el cerebro para localizar el origen de sus convulsiones antes de operarles. Puesto que la falta de sueño podía causarles dichas convulsiones, se les hizo mantenerse en pie toda la noche para acelerar su aparición y se aprovechó para estudiar otros efectos de ese insomnio inducido en su organismo.

En el experimento, a los participantes (que se mantuvieron despiertos toda la noche) se les pidió que ordenaran diferentes imágenes en distintas categorías lo más rápido posible. Mientras realizaban esta tarea, los investigadores se centraron en la actividad eléctrica en el lóbulo temporal del cerebro, que se ha asociado con la  memoria y el reconocimiento visual, gracias a las 1.500 neuronas vigiladas por sus electrodos.

Los científicos observaron que cuanto más somnolientos y cansados estaban los participantes, más difícil les resultaba la tarea y más lenta era su ejecución.

“Nos fascinó observar cómo la privación del sueño amortiguaba la actividad de las células cerebrales”, cuenta Yuval Nir, coautor del trabajo. Así, con la falta de sueño, descubrieron que a las neuronas les costaba más codificar la información y trasladar lo que percibían sus ojos a un pensamiento consciente porque se volvieron “lentas” y la comunicación neuronal se vio afectada.

“Las neuronas respondieron lentamente y sus transmisiones se prolongaron más de lo habitual”, añade Nir, profesor de Neurocirugía en la Facultad de Medicina David Geffen.

Es decir, que no dormir disminuye nuestra capacidad de alerta y nos hace parecer ‘tontos’ y borrachos. De ahí que los expertos insistan en erradicar la idea de que dormir es perder el tiempo; por el contrario, es indispensable para la vida.

Pasar una sola noche sin dormir bien empieza a afectar a los movimientos físicos y al enfoque mental.  Diversos estudios demostraron que es equivalente a tener 0,10 por ciento de nivel de alcohol en la sangre. Las facultades cognitivas se colapsan, por eso conducimos peor cuando estamos cansados, metemos la pata en el curro e incluso podrías llegar a pensar que la gente te mira de forma amenazante o hacer cosas tan absurdas como firmar una confesión falsa.

Para el cerebro, no descansar adecuadamente es como excederse bebiendo alcohol. (Foto: Getty)

Ahora en serio, a largo plazo, no dormir bien puede contribuir a toda una serie de problemas crónicos de salud, desde obesidad y diabetes hasta problemas inmunológicos y un aumento en el riesgo de cáncer. Además de que eleva el riesgo de accidentes de tráfico y ‘desastres’ laborales.

Recuerda que un adulto debe dormir como promedio 8 horas diarias, un adolescente 9 y un niño 10. Así que mentalízate y entrégate a los brazos de Morfeo a  una hora prudente para poder afrontar el día en plenas facultades.

Pon en práctica estas rutinas si necesitas ayuda para conciliar el sueño:

  • Exponte a luz del sol durante el día y milita la exposición a la luz artificial por la noche.
  • Diseña una rutina relajante para antes de irse a dormir como tomarun baño caliente antes de acostarte, escuchar música relajante,hacer estiramientos o ejercicios de relajación, o leer.
  • Comprueba la temperatura del dormitorio y ojo con los campos electromagnéticos de la habitación.
  • Evita las preocupaciones y pensamientos negativos.
  • Cena ligero y con tiempo suficiente para realizar la digestión.
  • Cuidado con los saboteadores principales del sueño: la cafeína (sus efectos podrían duran entre cuatro y siete hora) y el alcohol, que también aumentan la ansiedad. Ten en cuenta que el té y el chocolate también contienen cafeína.

También te puede interesar:

Las 10 normas de higiene del sueño para niños (hasta 12 años) y adultos

¿Otra noche en vela? Adoptar esta postura (en la cama) ayuda al descanso

El problema de salud más buscado en Internet por los españoles

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines