Boris Quercia: “Los libros de ciencia ficción nos preparan a los miedos futuros”

Después de cerrar la trilogía de Santiago Quiñones, el escritor y actor chileno, Boris Quercia, publica su cuarta novela policial ‘Electrocante’, esta vez con una historia de ciencia ficción ambientada en un mundo distópico que podría situarse en cualquier metrópolis latinoamericana. Natalio, un policía de clase 5, uno de los más despreciados de ese mundo, deberá resolver un caso en los bajos fondos de esa ciudad imaginaria.

Quiñones fue desde niño fanático de los clásicos escritores de ciencia ficción Isaac Asimov y Ray Bradbury.

"Me gustó mucho mezclar lo que yo venía haciendo que es el policial con estos elementos distópicos de un futuro un poco fallido y que nos asusta un poco también. La ciencia ficción viene a tratar de limpiar un poco la niebla y a mostrar cómo puede ser el futuro", nos cuenta en Escala en París, Quercia, quien ha estado varios meses recorriendo la geografía europea en salones y encuentros de novela policial.

El protagonista de esta cuarta novela de Boris Quercia es Natalio, quien arrastra una fractura: “Todo héroe o mejor dicho anti héroe de la novela negra arrastra una herida interna que no tiene cura, pero a pesar de eso logra seguir viviendo”. El policía tiene que resolver un caso muy complicado y para ello cuenta con la ayuda de su robot, un ‘Electrocante’, que tiene ciertas anomalías, unas fallas que van a jugar un papel importante en la trama.

“Todos tenemos ciertas anomalías y en la vida nos vamos encontrando con quienes tienen nuestras mismas anomalías y nos entendemos. En la novela la anomalía del robot es que le hace entrar en unos pensamientos que lo lleva a algo parecido a la conciencia, al darse cuenta que por ejemplo uno está vivo. Hace poco estaba leyendo que la conciencia tiene que ver con un mecanismo cuántico y estamos al borde de una gran revolución de la humanidad que es la computación cuántica. En la novela trato de hacer un robot que logra la conciencia”, explica el novelista.

‘Electrocante’ se inscribe en la tradición del ciberpunk como la película Matrix (1999). Hay muchas referencias por ejemplo a Matrix, con personajes conectados a un mundo paralelo, o referencias a Blade Runner (1982) inspirada en el libro ‘Sueñan los androides con ovejas eléctricas’ de Philippe K Dick, con robots, clases sociales y revueltas.

“La novela de Dick es claramente un policial neto en un mundo distópico, donde puede haber alguna novedad en mi libro es que yo trato de poner mi realidad latinoamericana. Lo que hago es mirar mi país poner un punto cuando era pequeño y poner un punto ahora, que ya tengo cincuenta y tantos, y esa línea la prolongo hasta el futuro y pienso cómo sería esta urbe en el futuro, espero que tenga ciertos tintes latinoamericanos”, analiza Boris Quercia.

Ray Bradbury en 1995 decía esto en una entrevista con el Brown Daily Herald: “La ciencia ficción es la literatura más importante en la historia del mundo, porque es la historia de ideas, la historia de nuestra civilización dándose a luz a sí misma. La ciencia ficción es central en todo lo que hemos hecho”.

“Tremenda frase”, reconoce el chileno. “Yo creo que los géneros como la ciencia ficción o el policial al menos en Latinoamérica no tienen ese carácter, son más bien un apartado muy pequeño en las librerías. Pero sí, este tipo de libros puede ayudar para quitar las angustias del lector que acaba el libro, lo cierra y dice: Ah era sólo un libro. Los libros de ciencia ficción nos preparan a los miedos futuros y nos hacen más fuertes”, nos dice en la entrevista.

Hay algo del Metaverso en este mundo distópico de la novela de Quercia, que anuncia un mundo que ya está prácticamente aquí, que es inminente con las herramientas de realidad virtual. “Una de las cosas que me dan tristeza de morirme es no ver cómo va a seguir avanzando la humanidad y las cosas que se van a inventar”, se lamenta.

‘Electrocante’ fue publicado en la editorial Penguin Random House y su versión en francés ‘Les rêves qui nous restent’ (Los sueños que nos quedan) en la editorial Asphalte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente