Boris Johnson, de vacaciones en Marbella en plena crisis de suministros en Reino Unido

·2 min de lectura
Boris Johnson, tomando una cerveza en Wolverhampton. (Photo: WPA Pool via Getty Images)
Boris Johnson, tomando una cerveza en Wolverhampton. (Photo: WPA Pool via Getty Images)

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha marchado de vacaciones a Marbella en medio de la crisis de suministros que ha afectado en las últimas dos semanas al Reino Unido. Fuentes del Gobierno defendieron su decisión como “razonable” y recalcaron que el líder conservador lleva sin tomarse vacaciones en el extranjero desde diciembre del 2019, cuando se pasó varios días en una mansión de la isla caribeña de Mustique, antes del arranque de la pandemia de coronavirus.

Según ha adelantado el diario británico The Mirror, Johnson llegó el pasado viernes a la ciudad malagueña y se hospeda en una villa de lujo en la frontera entre Marbella y Benahavis, donde estará hasta el jueves.

Según añade el tabloide Mail on Sunday, el líder tory está acompañado de su tercera esposa, Carrie, que se encuentra embarazada, y su bebé de 17 meses, Wilf, en una villa privada de lujo propiedad del político conservador Zac Goldsmith, muy amigo de la mujer de Johnson. El dominical indica que la exclusiva propiedad, que tiene su propio helipuerto, se conoce como Torre Tramores.

El ministro británico de Empresas, Energía y Estrategia Industrial, Kwasi Kwarteng, ha justificado el viaje, pese al mal momento nacional. Dice que el gabinete continúa estando en “contacto regular mediante WhatsApp” con el premier quien, recordó, ha perdido recientemente a su madre.

“Creo que se ha ido fuera. No estoy seguro de a dónde”, se limitó a responder el titular de Empresas al ser preguntado por el destino de Johnson en una entrevista con Times Radio.

Justificando la decisión del jefe del Ejecutivo británico, Kwarteng señaló que Johnson “ha tenido un año y medio en el que casi pierde la vida a causa de la covid-19, su madre ha muerto, tristemente, hace dos o tres semanas y podría haber decidido darse un pequeño respiro. Me parece que es algo razonable”, apuntó este responsable.

Por contra, Bridget Phillipson, del opositor Partido Laborista pidió “respuestas urgentes sobre quién está exactamente al frente del espectáculo” ante la ausencia de Johnson.

El aumento global en el precio del gas ha generado una preocupante crisis en el mercado británico, donde las eléctricas no pueden trasladar al consumidor toda la subida de los precios mayoristas y decenas de compañías se enfrentan a la amenaza de una quiebra este invierno, a la vez que se ha generado una escasez en los suministros de alimentos y gasolinas.

No obstante, el primer ministro británico reiteró este martes que la escasez de productos como el combustible en Reino Unido es consecuencia del “despertar gigante” de la economía tras la pandemia de la covid, al tiempo que insistió en que no existe crisis alguna en las cadenas de distribución.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente