Boric reforma su gabinete en Chile tras el masivo rechazo a la nueva Constitución, dando entrada al centroizquierda tradicional en su gobierno

·2 min de lectura
Boric
Boric anunció este martes su primer cambio de gabinete.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció este martes una reestructuración de su gabinete, dos días después de que la propuesta de una nueva Constitución para el país fuera rechazada en las urnas.

Es el primer cambio en el gobierno desde que Boric asumió el poder en marzo pasado y tiene lugar en un momento de crispación en la nación sudamericana, tras una caída de la popularidad del mandatario, una creciente inflación y fracturas entre la coalición política que lo apoya.

"Quiero que sepan que hago este cambio de gabinete pensando en nuestro país. Los cambios de gabinete siempre son dramáticos en Chile y este ha tenido su dosis", dijo Boric al terminar los nombramientos.

"Este es uno de los momentos más difíciles que me ha tocado enfrentar políticamente. Y lo sacaremos adelante por los chilenos y chilenas y por Chile", agregó, a la vez que agradeció a los que dejaban los cargos.

Los nombramientos

Entre los principales nombramientos anunciados por Boric estuvo el de Carolina Tohá, del Partido por la Democracia, que ocupará la cartera de Interior, y Ana Lya Uriarte, del Partido Socialista, que se encargará del Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

De esta manera, da entrada a la centroizquierda tradicional en su gobierno: Tohá fue alcaldesa de Santiago entre 2012 y 2016, y ministra del gobierno de Bachelet entre 2009 y 2012. Uriarte, por su parte, fue jefa de gabinete de Bachelet durante su segundo mandato.

Mientras, Giorgio Jackson, un viejo amigo de Boric que ocupaba el cargo en la Secretaría General, pasó a ser Ministro de Desarollo Social.

Tras una histórica participación de 13 millones de personas -el voto era obligatorio en el referendo del domingo-, el 62% de los electores se opuso al cambio constitucional, contra el 38% que votó por el "apruebo".

"El pueblo chileno no quedó satisfecho con las propuestas y ha decidido rechazarlas de manera clara. Esa decisión exige a las instituciones trabajar con más empeño y diálogo hasta arribar a una propuesta que dé confianza y nos una como país ", dijo Boric la noche del domingo.

La convocatoria se celebró apenas tres años después del estallido social que llevó a un acuerdo para convocar el proceso para elaborar una nueva Constitución.

En octubre del 2020 casi un 80% de los electores en Chile votaron a favor de cambiar la Constitución y a hacerlo a través de una Convención Constitucional.

Sin embargo, el texto que resultó de ese proceso fue ampliamente rechazado el domingo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.