Boom de las tecnologías de apoyo al rescate de los discapacitados, según la ONU

Nina LARSON
·3 min de lectura

Las innovaciones tendientes a paliar situaciones de discapacidad vinculadas con deficiencias motrices, visuales y otras han tenido un "aumento significativo" y se aplican cada vez más a los artículos de consumo, destacó este martes la ONU.

Según un informe sobre tendencias tecnológicas de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una agencia de la ONU, "más de 1.000 millones de personas necesitan actualmente tecnología de apoyo", una cifra que se duplicará en el próximo decenio a medida que la población envejece.

Sin embargo, solo una de cada diez personas en el mundo tienen acceso a los productos de apoyo que necesitan.

Para responder a esta demanda, las innovaciones en materia de tecnologías de apoyo han vivido un verdadero auge, con un crecimiento de dos dígitos en los últimos años, según el informe.

En forma paralela, la convergencia entre la electrónica de consumo y los productos de apoyo conlleva una comercialización aún mayor de esas tecnologías, indica la OMPI en un comunicado.

"Las personas que sufren de discapacidades se apoyan desde hace mucho tiempo en las nuevas tecnologías para ganar en independencia e interactuar mejor con su medio ambiente", subrayó el director general de la OMPI, el singapurense Daren Tang, en la introducción del informe.

"Desde la invención de las muletas en el antiguo Egipto hasta las tabletas braille de nuestros días, y pasando por las prótesis de la Edad Media, estamos en los albores de un futuro en el que los sillas de rueda autónomas, las prótesis auditivas controladas por la mente y los dispositivos de vigilancia de las condiciones de salud y las emociones atenuarán el impacto de las deficiencias humanas", estimó.

- Casas y anteojos inteligentes -

El informe identifica más de 130.000 patentes relacionadas con tecnologías de apoyo convencionales y emergentes publicadas entre 1998 y mediados de 2020, con 15.592 solicitudes presentadas en ese período, como "asistentes robóticos, las aplicaciones inteligentes para el hogar, las tecnologías disponibles para personas con discapacidad visual y anteojos inteligentes".

La presentación de solicitudes en el campo de la tecnología de apoyo emergente ha aumentado tres veces más rápido (con un índice medio anual del 17% durante el período 2013-2017) que en el de la "tecnología de apoyo convencional", que aporta mejoras a productos bien establecidos, como asientos o ruedas de sillas de ruedas ajustadas para distintos terrenos, alarmas de entorno y dispositivos con braille.

El informe revela que China, Estados Unidos, Alemania, Japón y Corea del Sur son los cinco países que generan más innovación en el sector de las tecnologías de apoyo.

Las universidades y las organizaciones públicas de investigación ocupan un lugar más destacado en el acervo de datos sobre tecnologías de apoyo emergentes, precisa.

Sin embargo, el sector privado está "a la cabeza" del desarrollo de tecnología de apoyo, por ejemplo a través de empresas especializadas en la materia, como WS Audiology, Cochlear, Sonova, Second Sight y Össur.

Las empresas de artículos electrónicos de consumo (como Panasonic, Samsung, IBM, Google e Hitachi) y los fabricantes de automóviles (Toyota y Honda) también son actores importantes, señala la OMPI.

La agencia de la ONU constata además que las tecnologías desarrolladas inicialmente para personas con limitaciones funcionales se aplican cada vez más a los productos masivos.

Por ejemplo, la tecnología de conducción ósea, que puede dar asistencia en caso de discapacidad auditiva, también puede utilizarse para los auriculares de las personas que corren por deporte, indica.

"Los dispositivos con interfaz cerebro-máquina o reconocimiento del movimiento ocular, que ayudan a las personas con parálisis cerebral a utilizar computadoras, también pueden utilizarse para aplicaciones de juego y comunicación", afirmó Marco Alemán, subdirector general de la OMPI.

"Da gusto oír que esas tecnologías, que mejoran la calidad de vida, se dirigen hacia una comercialización amplia, beneficiando al mismo tiempo a quienes más las necesitan", agregó.

nl-apo/mar/tjc