Bonos para mayores de 60, la idea para salvar el sector turístico español

·4 min de lectura

Con el verano ya a la vista, las ganas de viajar se van 'calentando'. Todavía no queda muy claro cómo serán nuestras vacaciones este año. El levantamiento del Estado de Alarma ha destapado un caos jurídico y España es, ahora mismo, una cosa y su contraria. Es decir, mientras que en algunas comunidades el instrumento legal del Estado de Alarma es necesario para seguir imponiendo restricciones, en otras no. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha dictado que no se pueden aplicar ni el toque de queda ni el cierre perimetral en la comunidad, mientras que el de Baleares ha avalado la continuidad de estas medidas.

Con el pasaporte de vacunación ocurre lo mismo: no hay nada muy claro de momento. Parece que a partir de junio se pondrá en funcionamiento una acreditación que facilitará la movilidad en la Unión Europea. El Certificado Verde Digital servirá para demostrar que una persona ha sido vacunada, que se ha realizado una prueba con resultado negativo o se ha recuperado de la enfermedad. Esta es la solución planteada ante las acusaciones de que este mecanismo podría ser discriminatorio, principalmente, porque no elegimos cuándo vacunarnos.

También de interés:

El turismo pasó de representar el 12,4% del PIB del país en 2019 a solo el 4,3% el año pasado. Foto: Getty Creative.
El turismo pasó de representar el 12,4% del PIB del país en 2019 a solo el 4,3% el año pasado. Foto: Getty Creative.

El fin del Estado de Alarma ha venido acompañado de imágenes descontrol, con cientos de personas llenando las plazas de varias ciudades españolas. Pero en el lado opuesto de la misma moneda encontramos que, pese a las celebraciones, las UCIS siguen saturadas. En Madrid, Cataluña, País Vasco, La Rioja, Aragón y Cantabria, el porcentaje de ocupación de las camas continúa en niveles extremos.

Pero como España es una cosa y su contraria, y no todo es blanco, o todo negro, otras comunidades pueden presumir de una incidencia de casos en su territorio realmente baja. Todo esfuerzo tiene su recompensa, y la Comunidad Valencia, donde las restricciones han sido especialmente duras, no registró ningún muerto por coronavirus la semana pasada.

El objetivo es dar comienzo a la temporada turística con unas cifras realmente bajas que atraigan al turismo internacional.

La movilidad se ha retomado en prácticamente todas las comunidades, y solo algunas como Baleares solicitan una prueba negativa para entrar en la región. Pero en verano podría normalizarse la situación por completo. Además, según las declaraciones realizadas por Pedro Sánchez, que España está “a 100 días de lograr la inmunidad de grupo”. El presidente del Gobierno prevé que el 70% de la población española esté vacunada el 18 de agosto. Esta fecha supone un alivio porque nos permite establecer un horizonte cercano. Pero, ojo, no inmediato. Todavía tenemos que aguantar un poco más, pero falta poco.

El turismo es clave

La importancia del sector turístico en nuestro país es clara, y el daño que le ha hecho la pandemia también. El turismo pasó de representar el 12,4% del PIB del país en 2019 a solo el 4,3% el año pasado. Ante este caos jurídico, el turismo lucha por mantenerse a flote y hacer una campaña que les asegure su supervivencia.

Muchos bares, restaurantes y hoteles lo están pasando realmente mal. Por eso el sector pide acciones decididas al gobierno para reactivar la demanda nacional y así evitar una crisis aún mayor en el sector. Aún así, el turismo nacional sólo cubre el 40% del turismo que venía del extranjero, lo que deja la recuperación de la actividad económica en manos del levantamiento de las restricciones fronterizas.

Los mayores de 60 años: el objetivo

Se espera la reactivación de los programas de vacaciones del Imserso, paralizado desde marzo de 2020 y cuyo regreso se ha anunciado para octubre, según ha aseguró la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La vacunación es la mejor medida económica. Y de las 12 millones de personas en España por encima de los 60 años, ya hay 4,3 millones con la pauta de vacunación completa. Un sistema de bonos que financiaran los viajes en verano serviría para compensar las pérdidas que va a sufrir el turismo en los próximos meses debido a la falta de llegada de viajeros extranjeros.

De hecho, ya hay comunidades que impulsan el turismo mediante bonos. La Comunidad Valenciana ha destinado 12 millones de euros a repartir en 30.000 bonos a los empadronados en la región para que realicen viajes en su propia comunidad.

En Galicia se ha presentado para este año el nuevo bono turístico de la Xunta, #QuedamosenGalicia21, que funcionan como tarjetas prepago para gastar en empresas turísticas adheridas a la iniciativa. 

Necesitamos medidas concretas del Gobierno para impulsar un sector que tiene tanto peso en nuestra economía y puede que los jubilados sean una de las soluciones.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias