Primeros bombardeos rusos en el noroeste de Siria desde alto el fuego, según ONG

Una columna de humo emerge del lugar donde se produjo un bombardeo del Ejército ruso en el lado sirio de la Altos del Golán. EFE/Atef Safadi/Archivo

El Cairo, 10 sep (EFE).- Aviones rusos bombardearon hoy objetivos en el noroeste de Siria en las primeras incursiones de este tipo desde que hace diez días fue declarado un alto el fuego unilateral en la región, último bastión insurgente en el país árabe, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La aviación rusa, aliada del Gobierno de Bachar al Asad, atacó la montaña de Al Akrad, situada en el triángulo entre las provincias de Latakia, Idlib y Hama, sin que hasta el momento se haya informado de víctimas, dijo la ONG con sede en Reino Unido pero con una amplia red de colaboradores en Siria.

Esta montaña tiene importancia en la ofensiva militar, que lanzó el pasado 30 de abril el Ejército sirio, ya que se sitúa en el considerado feudo de la familia Al Asad en Siria y es puerta de acceso por el oeste de Idlib hacia la importante localidad de Jisr al Shugur.

Entretanto, las fuerzas sirias han atacado varias localidades en Idlib y la mediterránea Latakia, lanzando más de 125 proyectiles desde anoche, afirmó el Observatorio.

El 31 de agosto, el Ejército sirio aceptó un alto el fuego, el segundo en tan solo un mes, propuesto por Rusia en la región de Idlib, aunque avisó de que se reservaba el derecho a responder ante cualquier ataque de los insurgentes.

Desde esa fecha, ha habido numerosas violaciones de este cese de las hostilidades, que han causado víctimas civiles, aunque la intensidad de los combates se ha reducido desde la implementación de este acuerdo.

La Defensa Civil siria, conocida como los "cascos blancos", han señalado en Twitter que tan solo en el mes de agosto han muerto 195 civiles y 567 han resultado heridos.

El pasado 4 de septiembre, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aseguró que en los pasados 4 meses verificaron el deceso de 1.089 civiles por las partes en conflicto, la gran mayoría provocados por los ataques de Damasco y Moscú.

La ofensiva en el terreno está prácticamente paralizada en los diferentes frentes de combate repartidos en el noroeste de Hama y el sur de Idlib, después de que el Ejército y sus aliados tomaran el control hace tres semanas la localidad estratégica de Jan Shijún, en Idlib.