Bolsonaro rompe su silencio: "Respetaré los mandamientos de la Constitución"

© Evaristo Sa, AFP

El presidente brasileño Jair Bolsonaro se pronunció después de casi 48 horas en silencio desde el Palacio de la Alvorada, en Brasilia, y en un escueto y vago discurso agradeció a los más de 58 millones que le votaron y dijo que continuará "respetando los mandamientos de la Constitución". En ningún momento se refirió al vencedor de la contienda, 'Lula' da Silva. Mientras, parte de su equipo avanza en la transición.

“Quiero comenzar agradeciendo a los 58 millones de brasileños que me votaron”, iniciaba Bolsonaro su discurso ante la nación después de más de 40 horas de silencio tras las elecciones del pasado domingo.

Jair Bolsonaro rompió este martes su silencio y, sin reconocer explícitamente su derrota, dijo que continuará "cumpliendo los mandamientos de la Constitución" y que las manifestaciones populares de estos días son fruto de la "indignación y sentimiento de injusticia de cómo se dio el proceso electoral”.

La alocución se da en medio del tenso ambiente que se respira en distintas ciudades y carreteras del país, luego de que manifestantes y camioneros pro-Bolsonaro salieran a protestar desde el domingo, cuando se conocieron los resultados de la segunda vuelta.

Desde ese momento, 21 de los 26 estados del país y el Distrito Federal se vieron afectados por las fuertes protestas, siendo el sureño de Santa Catarina el más afectado, donde Bolsonaro obtuvo un apoyo de casi el 70%.

Antes de la alocución del mandatario, aliados políticos del aún presidente, incluido su jefe de gabinete, Ciro Nogueira, ya tuvieron acercamientos con el equipo de 'Lula' para iniciar la transición de Gobierno.

Una victoria en medio de la polarización

Con EFE y Reuters


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
Brasil: el mundo reacciona a la victoria de 'Lula' da Silva ante el silencio de Bolsonaro
Análisis: 'Lula', regreso al poder en un Brasil muy diferente al de 2002
Brasil, Día D+1: el silencio de Bolsonaro alienta a sus radicales y 'Lula' se abre al mundo