Bolsonaro promueve el desconfinamiento mientras el número de casos de covid-19 se dispara

1 / 3

Bolsonaro promueve el desconfinamiento mientras el número de casos de covid-19 se dispara

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reiteró este domingo ante miles de seguidores en Brasilia su discurso contra el confinamiento, en momentos en que el número de casos de coronavirus supera los 100.000, ubicando al país entre los más contaminados del mundo.

"La destrucción de los empleos por parte de algunos gobernadores es irresponsable e inadmisible. Vamos a pagarlo caro en el futuro", declaró el jefe de Estado en un retransmisión de la manifestación en directo por Facebook.

En Brasil, las medidas de confinamiento son competencia de los gobernadores estatales, que las imponen localmente, de forma más o menos estricta.

La manifestación del domingo en Brasilia reunió a una multitud más numerosa que en las semanas anteriores, con muchas pancartas contra Rodrigo Maia, el presidente de la Cámara de Diputados, y Sergio Moro, el exministro de Justicia, que dimitió la semana pasada con acusaciones con acusaciones de injerencia contra Bolsonaro.

Algunos de los presentes reclamaron una "intervención militar".

Pero, a diferencia de las protestas anteriores, el presidente ultraderechista, que no llevaba mascarilla, se mantuvo a distancia de sus seguidores, desde la rampa de su residencia oficial del Palacio de la Alvorada.

En vez de alentar a la multitud, el mandatario se conformó con hacer un breve discurso ante la cámara. Luego bajó la rampa con su hija Laura, de nueve años, para saludar a los manifestantes, pero se quedó a más de dos metros de la muchedumbre.

"El pueblo está con nosotros, y el ejército está del lado de la ley, del orden, de la libertad y de la democracia", afirmó.

El diario Estado de S. Paulo, uno de los más importantes del país, contó que un grupo de manifestantes empujó y dio patadas a uno de sus fotógrafos y su chófer.

- El séptimo en fallecimientos -

Brasil superó el domingo los 100.000 casos de covid-19, con más de 7.000 muertos.

El gigante sudamericano, de más de 210.000 millones de habitantes, se ubica en el noveno lugar mundial en términos de personas infectadas, con 101.147 casos, según el último balance oficial del Ministerio de Salud.

Sin embargo, es el séptimo en relación a los fallecidos, superando a Alemania, con 275 nuevos decesos por covid-19 en las últimas 24 horas.

Numerosos especialistas consideran que el total de contaminados sería 15 veces superior al comunicado por las autoridades, en razón de que sólo se están realizando tests de detección a los pacientes graves.

La mayoría de los expertos considera además que el pico de la pandemia está aún lejos de ser alcanzado. En numerosos estados la situación ya es crítica, con hospitales desbordados ante el flujo de pacientes.

En la noche del domingo, una proyección sobre la célebre estatua del Cristo Redentor del Corvocado intentará dar la impresión que el rostro de Jesús está cubierto por una mascarilla, para alentar a la población a usarla.