Bolsonaro pide unión de "civiles y militares" para salvaguardar "la libertad"

·2 min de lectura

Sao Paulo, 13 may (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este viernes en una ceremonia de graduación de policías la unión de "civiles y militares" para salvaguardar "la libertad", amenazada, según él, por "delincuentes" que actúan "desde gabinetes con aire acondicionado".

"Nosotros, personas de bien, civiles y militares, necesitamos a todos para garantizar la libertad porque los delincuentes del pasado hoy usan otras armas, también desde gabinetes con aire acondicionado, buscando robar nuestra libertad", dijo el mandatario en la Academia de Policía de Barro Branco, en la ciudad de Sao Paulo.

El líder ultraderechista, que aspirará a renovar su mandato en octubre, afirmó ante los oficiales recién formados que esos presuntos "criminales" comienzan "robando la libertad de expresión y fustigando a las personas de bien haciendo que desistan de su propósito".

"Nosotros, Fuerzas Armadas, nosotros, fuerzas auxiliares, no dejaremos que eso ocurra. Nosotros defendemos nuestra Constitución, nuestra democracia y nuestra libertad", indicó el capitán retirado del Ejército.

Y completó: "Tiempo atrás juramos dar la vida por nuestra patria, pero cada vez más, ese ejército de personas de bien, civiles y militares, deben unirse para evitar que roben nuestra libertad".

Bolsonaro mantiene desde hace meses un pulso con la Corte Suprema, que le investiga por desinformar sobre la pandemia de covid-19 y el proceso electoral, del cual el gobernante ha sembrado graves sospechas, a pesar de su alta fiabilidad certificada por observadores internacionales.

El presidente brasileño llegó a acusar, sin pruebas, a magistrados del Supremo de actuar en pro de la elección del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, claro favorito en los sondeos de intención de voto con vistas a las presidenciales de octubre, en las que Bolsonaro intentará la reelección.

Asimismo, Bolsonaro volvió a defender este viernes que se supriman por ley los castigos a los policías que, por ejemplo, maten a un delincuente en ejercicio de sus funciones y hayan cometido posibles abusos de poder, y les animó a usar sus armas contra los "bandidos".

"Muchas veces nuestros enemigos están dentro de un gabinete, con aire acondicionado y, allí, (hay) un burócrata que hace infernal la vida de ustedes tras cumplir una misión", indicó el jefe de Estado dirigiéndose a los uniformados.

El líder ultraderechista apostó por reducir la letalidad, pero apenas la que afecta a "ciudadanos de bien" y policías, "no la de los bandidos".

"Si están en la calle y portan un arma en la cintura o el pecho es para usarla y nosotros, jefes del Ejecutivo, ya sea el presidente o el gobernador, debemos darles respaldo y seguridad tras el cumplimiento de la misión", añadió.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente