Bolsonaro pide a los "ofendiditos" del mercado financiero un voto de confianza

Agencia EFE
·3 min de lectura

Brasilia, 11 feb (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió este jueves un voto de confianza a los "ofendiditos" del mercado financiero, preocupados con la deriva fiscal del país, en momentos en que el Gobierno estudia reactivar las ayudas sociales para enfrentar la pandemia del coronavirus.

"La gente del mercado (financiero), con cualquier cosa que se habla aquí, se quedan 'ofendiditos'. Sube el dólar, cae la bolsa... Si Brasil no tiene un rumbo, todo el mundo va a perder y ustedes también", aseveró el mandatario en su tradicional retransmisión semanal en redes sociales.

El líder ultraderechista realizó esos comentarios al citar su plan para contener el alza de los combustibles, que consistiría en una rebaja de los tributos federales aplicados a esos productos, y retomar la llamada "paga covid", destinada a los más vulnerables.

"Vamos a dejar de ser 'ofendiditos' porque no nos va a llevar a ningún lugar. Estamos buscando soluciones", pidió el gobernante, que vio su popularidad dispararse meses atrás por esas ayudas y caerse este año, cuando pararon de distribuirse.

En este contexto, Bolsonaro pidió a los inversores de la bolsa que no hagan caso a "cualquier rumor que sale en la prensa" porque "todo el mundo pierde con eso".

"Ustedes saben la situación crítica en la que está Brasil", manifestó el jefe de Estado.

La recuperación de los subsidios sociales para enfrentar los efectos económicos de la covid-19, aún en estudio entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, ha sido motivo de enorme preocupación para el mercado financiero.

Bolsonaro dijo este jueves que su Gobierno está evaluando prorrogar esas ayudas, por un valor mensual que aún no ha sido definido y una duración de "tres o cuatros meses".

"Hay prisa. Tiene que ser a partir de marzo y vamos a hacer lo posible para atender a la población", garantizó el presidente brasileño.

El mercado, por su parte, teme que esa extensión de la "paga covid" no venga acompañada de un recorte en los gastos y, por tanto, deteriore el ya abultado déficit fiscal del país, equivalente al 13,70 % del Producto Interno Bruto (PIB) y eleve aún más la deuda pública, ahora en un nivel récord cercano al 90 % del PIB.

"No puede ser que cuando se hable de prorrogar, por algunos pocos meses, el auxilio de emergencia, el mercado se comporte de la forma en la que está", criticó Bolsonaro.

"Gente, ¿ustedes saben lo que es pasar hambre?", preguntó.

El capitán de la reserva del Ejército reconoció que la distribución de esos recursos supone un mayor "endeudamiento", pero garantizó que lo harán con "responsabilidad" fiscal y destacó el carácter temporal de las mismas.

"No es vitalicio", subrayó.

En una línea más conservadora, Bolsonaro dijo, sin embargo, que actualmente "no hay clima" para crear nuevos ministerios en su Gobierno porque supondría "un aumento de los gastos" públicos.

Esa declaración contradice otra que dio semanas atrás en la que dejó abierta la posibilidad de "recrear" ministerios que él mismo cerró, a fin de dar más espacio en su Ejecutivo a un bloque de partidos de centro y derecha que le ayudó a colocar a sendos aliados al frente de las dos cámaras legislativas del país.

(c) Agencia EFE