Bolsonaro llamó "héroe nacional" a un torturador de la dictadura e invitó a la viuda del militar al Palacio del Planalto

Alberto Armendáriz

Bolsonaro otra vez hizo declaraciones polémica sobre la dictadura

RIO DE JANEIRO.- Empeñado en valorizar la última dictadura en Brasil, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro calificó de "héroe nacional" al fallecido coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, jefe de uno de los órganos de represión más infames de aquel régimen (1964-1985), y recibió a la viuda del militar en el Palacio del Planalto.

"Tiene un corazón enorme. Estoy enamorado de ella", dijo el polémico mandatario a la prensa antes de juntarse a almorzar con María Joseíta Silva Brilhante Ustra. "No tuve mucho contacto con ella, pero sí con su marido cuando estaba vivo. Fue un héroe nacional que evitó que Brasil cayese en aquello que la izquierda quiere hoy", resaltó Bolsonaro, quien en el pasado ya había rendido homenaje al coronel que dirigió el paulista Destacamento de Operaciones e Informaciones-Centro de Operaciones de Defensa Interna (DOI-CODI) del ejército entre 1970 y 1974.

Víctima de un cáncer, Brilhante Ustra murió a los 83 años en 2015. Al año siguiente, durante la votación en la Cámara de Diputados para aprobar el inicio del proceso de impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), el entonces legislador Bolsonaro le dedicó su voto: "Por la memoria del coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, el pavor de Dilma Rousseff", dijo. La exmandataria, quien actuó dentro de la guerrilla, fue detenida y torturada durante la dictadura.

Tras la instalación de la Comisión Nacional de la Verdad en 2011, Brilhante Ustra compareció a declarar ante el organismo y aunque aceptó que el régimen militar pueden haberse cometido "excesos como en toda guerra", negó haber torturado y aseguró que todo lo que hizo fue cumplir órdenes de superiores para combatir el comunismo. En su informe final, la Comisión de la Verdad señaló a 377 militares -entre ellos Brilhante Ustra- como responsables directos o indirectos de torturas y asesinatos durante la dictadura. En el tiempo que el coronel pasó al mando del DOI-CODI fueron registradas al menos 45 muertes o desapariciones de personas detenidas.

Luego de aquella intervención de Bolsonaro en homenaje a Brilhante Ustra, el capítulo en Río de Janeiro de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), dirigido entonces por Felipe Santa Cruz -hijo de un líder estudiantil desaparecido durante la dictadura-, presentó un pedido de anulación del mandato del diputado por falta de decoro y apología a la tortura. Pero el consejo de ética de la Cámara archivó más tarde la solicitud.

Recientemente, Bolsonaro -quien en la campaña electoral dijo que "La verdad sofocada", de Brilhante Ustra, era su libro favorito-, volvió a protagonizar un enfrentamiento verbal con Santa Cruz, ahora presidente de la OAB a nivel nacional. En un intento por provocar a Santa Cruz, el mandatario señaló que él sabía cómo había muerto su padre, Fernando Santa Cruz, pero que no le iba a gustar que lo contara. Luego señaló que el líder estudiantil habría sido ejecutado por sus propios compañeros de armas en el grupo guerrillero Acción Popular. Sin embargo, documentos oficiales militares desmienten esa versión y la Comisión de la Verdad concluyó que Fernando Santa Cruz desapareció en 1974 y murió de forma "no natural, violenta y causada por el Estado brasileño".

En 2008, Brilhante Ustra se convirtió en el primer militar brasileño procesado por torturas durante la dictadura, pero un tribunal desechó la denuncia por haber sido presentada después de la Constitución de 1988 que reconocía la Ley de Amnistía de 1979. Finalmente, en 2012, fue condenado a pagar una indemnización por daños morales a los familiares de un periodista que según él había cometido suicidio cuando estaba bajo custodia del ejército.