Bolsonaro exenta de responsabilidad a los agentes públicos en el combate del COVID-19

Brasilia, 14 may (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó una medida provisional, publicada este jueves en el Diario Oficial, que exenta a los funcionarios públicos de responsabilidad en las esferas "civil y administrativa" en caso de equívocos en el combate al coronavirus.

Los agentes solo podrán ser responsabilizados en los ámbitos civil y administrativo si actuasen con "dolo" o si cometieren algún "error grosero" por la práctica de actos relacionados tanto con las medidas de enfrentamiento de la emergencia sanitaria y del combate a los impactos económicos y sociales derivados de la pandemia.

"El mero nexo de causalidad entre la conducta y el resultado dañoso no implica responsabilidad del agente público", subraya la medida.

El documento destaca que igualmente serán responsabilizados los funcionarios que cometan "colusión" para deliberadamente promover daños a terceros.

La medida clasifica como "error grosero" cualquier acción u omisión "con alto grado de negligencia, imprudencia o impericia", y señala que, para su análisis, "deberá ser tomada en cuenta una serie de factores" que no están previstos "fuera del contexto de la pandemia".

Entre los nuevos factores que pasarán a ser evaluados para una posible punición de los funcionarios públicos figuran las "dificultades reales" del funcionario, la "complejidad" del tema y de las atribuciones del servidor y las "informaciones incompletas" en situación de emergencia".

De igual manera serán consideradas para una eventual sanción "circunstancias y prácticas que pueden limitar, imponer o condicionar la acción u omisión del agente público".

La medida firmada este jueves sopesa además que la crisis sanitaria global se trata de un momento de "incertidumbre sobre las medidas más adecuadas para enfrentar la pandemia y las eventuales consecuencias".

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha sido uno de los más escépticos con respecto a la gravedad del coronavirus SARS-CoV-2, al que considera como una "gripecita", y ha defendido la apertura de la economía, incluso de los gimnasios y peluquerías del país, epicentro de la pandemia el Latinoamérica.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, Brasil tiene 13.149 muertos a causa del COVID-19 y casi 190.000 casos confirmados.

(c) Agencia EFE