Bolsonaro descarta la privatización de los dos mayores bancos públicos de Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EFE/Marcelo Chello/Archivo

Sao Paulo, 4 dic (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, descartó este miércoles que su Gobierno esté estudiando la posible privatización de los estatales Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, las dos mayores entidades financieras públicas del país.

Bolsonaro respondió así a la información publicada esta semana por el diario O Globo, según la cual el Ejecutivo estaría evaluando la privatización del Banco do Brasil.

"Por mi parte no existe ninguna intención de pensar en privatizar Banco do Brasil o Caixa Económica. Cero", afirmó Bolsonaro a los periodistas en Brasilia.

O Globo publicó el martes un reportaje en el que aseguraba que el equipo económico del ministro de Economía, Paulo Guedes, estaría discutiendo la privatización del Banco do Brasil, según informaron fuentes que acompañan de cerca el programa de desestatización del Gobierno brasileño.

La privatización del mismo, según el diario, no sería realizada a corto plazo, pero podría ocurrir antes del fin del mandato de Bolsonaro, el 1 de enero de 2023.

"Si un funcionario de tercer escalón dice eso, no tengo nada que ver con eso, no tengo cómo controlar a centenas de miles de funcionarios en Brasil", agregó.

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro ha lanzado un vasto plan de privatizaciones y concesiones con el que busca llenar los cofres del Estado y reequilibrar las maltrechas cuentas públicas del país.

No obstante, el ministro Guedes admitió recientemente que el plan de privatizaciones está siendo más difícil que lo previsto inicialmente, pero señaló que hasta ahora alcanzó los 100.000 millones de reales (unos 23.810 millones de dólares).

El titular de Economía subrayó que el Gobierno intentará "vender todo" lo que esté a su alcance e indicó que está siendo estudiado un proyecto de privatización que podría otorgar 250.000 millones de reales (cerca de 60.000 millones de dólares) a los cofres del Estado, aunque evitó dar detalles del mismo.

La víspera, el Gobierno incluyó tres de las principales atracciones turísticas del país en el plan de concesiones que Brasil pretende entregar al sector privado.

Tras la publicación de un decreto en el Diario Oficial, los parques nacionales de los Lençóis Maranhenses, situado en el litoral del estado de Maranhão (nordeste), y el de Jericoacoara, en Ceará (nordeste) pasaron oficialmente a formar parte Programa Nacional de Desestatización (PND).

En el paquete también se encuentra el turístico parque de Iguaçu, situado en el sureño estado de Paraná, que ya cobraba entradas para las visitas, pero cuya empresa responsable dependía de un órgano gubernamental.