Las Bolsas europeas intentan prolongar el rally pese a las dudas de Wall Street

·4 min de lectura
Las Bolsas europeas intentan prolongar el rally pese a las dudas de Wall Street
Las Bolsas europeas intentan prolongar el rally pese a las dudas de Wall Street

El EURO STOXX 50, principal indicador europeo, sube un 0,18% hasta los 3.762 puntos, mientras que el DAX sube un 0,26% y el CAC 40 francés se anota un 0,27%.

La ligera relajación de los datos sobre la inflación de esta semana había impulsado las acciones mundiales al alza y había frenado la subida del dólar, hasta que una serie de declaraciones de miembros de la Reserva Federal han puesto fin a las expectativas de que el banco central se frene en el endurecimiento de su política monetaria.

En un primer momento, el informe de inflación de julio de EEUU, que mostró una relajación del IPC hasta un 8,5%, fue interpretado por los inversores como una señal de que la institución que preside Jerome Powell podría aflojar el ritmo en próximas reuniones. Sin embargo, estas perspectivas parecen estar diluyéndose según avanzan las sesiones y se van conociendo nuevas declaraciones de funcionarios de la Fed.

Entre las últimas en hablar se encuentra la presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, que aunque cree que una subida de las tasas de interés de medio punto porcentual en septiembre “tiene sentido”, está abierta a la posibilidad de un mayor alza para luchar contra una inflación demasiado elevada. “Sigo pensando que 50 puntos básicos es el caso, pero estoy abierta a 75 en caso de que los datos evolucionen de forma diferente”, ha avisado.

“La Reserva Federal va a hacer lo que ha dicho, es decir, lo que sea necesario para hacer frente a la inflación, por lo que se está viendo cierto reposicionamiento en torno a esa idea en la renta variable estadounidense”, avisa Carlos Casanova, economista senior de UBP.

Las probabilidades de una subida de 75 puntos básicos en septiembre llegaron a ser del 68% a principios de la semana, pero ahora están en torno al 34%, donde estaban hace una semana. La Fed se reunirá los días 20 y 21 de septiembre.

En el apartado macroeconómico, el mercado ha desayunado con la noticia de que la economía británica se contrajo un 0,6% en junio respecto al mes anterior, según datos oficiales publicados el viernes. El dato de mayo había mostrado un crecimiento del 0,5%, mientras que una encuesta de Reuters entre analistas había previsto que el PIB mensual decreciera un 1,3%. Los inversores conocerán hoy además los datos de producción industrial de la eurozona de junio.

Bolsas asiáticas

Las bolsas asiáticas replicaban las pérdidas de Wall Street y el yen caía el viernes, ya que los inversores siguen llenos de incertidumbre sobre la agresividad con la que la Reserva Federal subirá los tipos de interés para hacer frente a la inflación, a pesar de la moderación que mostraron las cifras de precios publicadas esta semana.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico, que no incluye Japón, caía un 0,10%, y el australiano AXJO bajaba un 0,62%. El índice japonés Nikkei iba contracorriente, ya que avanzaba un 2,37% hasta su nivel más alto desde enero, al reabrirse los mercados tras un festivo nacional. El yen caía un 1,24% y cotizaba a 133,39 por dólar.

En Wall Street anoche, el S&P 500 cerró con un descenso del 0,07% y el Nasdaq Composite  perdió un 0,58% durante la noche, aunque el Dow Jones Industrial Average subió un 0,08%.

El petróleo pierde fuelle tras una semana al alza

Los precios del petróleo caían en las primeras operaciones del viernes en medio de la incertidumbre sobre las perspectivas de la demanda, debido a las opiniones opuestas de la OPEP y de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), pero los contratos de referencia se encaminaron hacia las ganancias semanales al disminuir los temores de recesión.

Los Futuros del petróleo  Brent de referencia en Europa bajan un 0,3% hasta los a 99,26 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate se paga a 94,00 dólares el barril.

El Brent iba camino de subir más de un 4% en la semana, recuperando parte de la caída del 14% de la semana pasada, su mayor descenso semanal desde abril de 2020. El West Texas se dirigía a una ganancia semanal de más del 5%, recuperando aproximadamente la mitad de la pérdida de la semana anterior.

“Hay mucha incertidumbre sobre la demanda a corto plazo. Hasta que eso se asiente, [el mercado] estará así durante un tiempo”, avisa Justin Smirk, economista senior de Westpac.

El oro al contado retrocedía un 0,14% y se situaba en 17,687 dólares la onza.