Bolivia reactiva el Ministerio de Culturas con una mujer campesina al mando

Agencia EFE
·2 min de lectura

La Paz, 20 nov (EFE).- El Gobierno de Luis Arce repuso este viernes el Ministerio de Culturas, que fue suprimido en la gestión interina de Jeanine Áñez, y tomó juramento a la líder campesina Sabina Orellana como la nueva titular de esa cartera.

Arce posesionó a Orellana en un acto en la Casa Grande del Pueblo como ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización en el que también estuvo presente el vicepresidente del país, David Choquehuanca.

El mandatario explicó que para restituir el Ministerio de Culturas se hizo un "esfuerzo" y se logró fusionar el Ministerio de Energías y el de Hidrocarburos en una sola cartera para dar espacio a "lo más importante" que tienen los bolivianos, su cultura.

"Esa cartera ministerial cumplirá una misión estructural abriendo la presencia y participación de la diversidad en la reconstrucción de nuestra dignidad y soberanía", expresó Arce en su discurso.

Orellana, quien es parte de la Confederación de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias "Bartolina Sisa", señaló en su discurso que la decisión que tomó el Ejecutivo de restituir esta cartera "es muy importante para el pueblo".

Entre las tareas que realizará desde ese ministerio está inculcar el respeto por la wiphala, la bandera multicolor que representa a las comunidades indígenas del país, como también "acabar con el racismo" y avanzar hacia una "convivencia pacífica".

Orellana, de origen quechua, sostuvo que "las culturas no son un gasto absurdo", una frase acuñada por artistas que protestaron por la supresión del ministerio en su momento.

La ministra posesionó en el mismo acto a los viceministros de Interculturalidad, Cergio Prudencio, y de Descolonización y Despatrariarcalización, Pelagio Condori.

La reposición del Ministerio de Culturas se da luego de casi seis meses de su supresión.

En junio, el Gobierno interino de Áñez anunció la supresión de los ministerios de Culturas, de Deportes y de Comunicación para que se conviertan en viceministerios dependientes de la cartera de Educación, en el caso de los dos primeros, y de la Presidencia del último.

La justificación para estos cambios fue una política de redistribución presupuestaria para destinar más recursos a salud por la emergencia de la covid-19 en el país.

Esta decisión generó una serie de protestas con la consigna "yo soy artista, no soy un gasto absurdo".

(c) Agencia EFE