Bolivia paga los “platos rotos” en el decaído sector del gas

© Crédito YPFB

El sector del gas en Bolivia, que fue el puntal del modelo económico del país y el factor que le daba importancia geopolítica en el Cono Sur, está en su peor momento como producto de políticas que descuidaron la exploración y de errores como haber asegurado en 2019 que se había hallado un “mar de gas” y que ha sido desmentido por el Gobierno de Luis Arce cuatro años después.

El analista del sector Raúl Velásquez, de la Fundación Jubileo, y el exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos, en declaraciones a France 24, pusieron la lupa sobre el área a propósito del revuelo causado por el desmentido sobre el “mar de gas”, que fue pregonado en enero del 2019 por Gobierno de Evo Morales como el hallazgo energético “más importante” en 20 años.

Fue el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, quien sorprendió hace días al asegurar a corresponsales que una autoridad del Gobierno de Evo Morales “le hizo creer” al mandatario que “estábamos en un mar de gas”.

“Le dijeron ‘estás en un mar de gas’ y era mentira y hoy, obviamente, estamos pagando los platos rotos de no haber explorado en esos años”, dijo Montenegro en una admisión que ha detonado la polémica sobre las razones de la caída del sector desde el lugar expectable en que estaba cuando el país aspiraba a ser el eje energético del Cono Sur.

Visto en perspectiva, el discurso del “mar de gas” habría buscado aquietar las críticas contra Morales o atraer más inversiones para la exploración, pese a que la empresa a cargo de la operación, Repsol, había sido cautelosa indicando que no se logró un hallazgo de valor comercial tras haber realizado la perforación más profunda de Suramérica hasta llegar a casi 8.000 metros en el pozo Boyuy X2, en el sur boliviano.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Vuelven las tensiones a Bolivia con la reclusión del opositor Luis Fernando Camacho
Bolivia: detienen al gobernador Luis Fernando Camacho, seguidores denuncian "secuestro"
Luis Arce promulga la ley del censo en Bolivia tras más de un mes de protestas