El culebrón alrededor de un ganador de la Primitiva fallecido en La Coruña

·3 min de lectura

La viuda y los familiares de un hombre fallecido aproximadamente hacer siete años han sabido por la Policía que el fallecido podría ser el titular de un boleto de la Primitiva sellado año y medio antes de su muerte que resultó premiado y que nunca llegó a reclamar. De la noche a la mañana, esta familia de Coruña, según recoge la prensa local, podría ser la ganadora de un premio de 4,72 millones de euros ganado en 2012 y cuyo cobro fue solicitado por el lotero, Manuel Reija, que dijo habérselo encontrado y que está siendo ahora investigado junto a otras personas.

El ganador nunca reclamó el premio. (Foto: Getty Images)
El ganador nunca reclamó el premio. (Foto: Getty Images)

Según informa La opinión de Coruña, el hallazgo del titular del boleto premiado ha sido resultado de una compleja investigación policial que ha llegado hasta dar con sus herederos. Este fue sellado, detalla la publicación, el 2 de julio de 2012 en una administración donde el identificado como autor de la apuesta compró un total de cuatro boletos. Tres de ellos eran apuestas manuales con los números que usaba habitualmente y otro, automático. Ese último es el que resultó premiado.

Los números a los que siempre jugaba este hombre han sido una de las pistas seguidas por la Policía, ya que siempre eran los mismos y averiguaron que los había repetido en muchas ocasiones. No solo en A Coruña, sino también en otras ciudades donde se encontraba de viaje en el momento de la apuesta. Además, los agentes encargados de la investigación se ayudaron de los movimientos de la tarjeta de crédito y de los sistemas de geolocalización para trazar su ubicación. Estos datos le colocaban en la zona donde se encuentra la administración en el momento en el que fueron comprados.

Ha sido una investigación que ha durado años y en la que se han recogido numerosa pruebas y comprobado numerosas apuestas hasta dar con quien se considera el legítimo propietario de esos 4,7 millones de euros que nunca reclamó y que sí solicitaron al menos 200 personas. Como lo hizo el lotero de la administración donde se realizó la apuesta, que siempre ha asegurado que estaba “solo” cuando se lo encontró se lo encontró allí olvidado. Según publica Nius, una de las hipótesis que se baraja es que no informó al ganador del premio y se lo quedó.

Al dar con el propietario, los agentes se encontraron con que este había fallecido y le comunicaron el resultado de la investigación a la familia, que no sabía nada del asunto hasta es momento. Por su parte, el lotero que solicitó el cobro, según recoge La opinión de Coruña, argumenta que un boleto como ese es un “cheque al portador” y que podría haberlo cobrado sin que nadie lo supiese.

“Todo esto es un sinsentido”, asegura el propietario de la administración, que se ha encontrado con que desde el Juzgado de Instrucción número 8 considera que lo ocurrido en julio de 2012 podría constituir un presunto delito de apropiación indebida. Tanto el lotero como otras cinco personas están siendo investigadas por este caso. Uno ellos es Miguel Reija, hermano del dueño de la administración de loterías y delegado provincial de Loterías en aquel momento.

EN VÍDEO | Euromillones: un billete sellado en Francia gana un bote de 220 millones de euros

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente