Boicot de Swansea, Birmingham y Rangers a redes sociales contra el racismo

·2 min de lectura
El defensor del Swansea City Marc Guehi (atrás) derriba al centrocampista del Manchester City Raheem Sterling durante el partido de la quinta ronda de la Copa FA inglesa en el Liberty Stadium de Swansea, Gales, el 10 de febrero de 2021.

El club galés de Swansea, de la segunda división inglesa, anunció el jueves que suspendía toda su actividad en las redes sociales durante una semana para protestar contra los insultos racistas que reciben sus jugadores, y el Birmingham (también de 2ª) y los Glasgow Rangers (1ª escocesa) siguieron luego sus pasos.

El defensa Ben Cabango, el mediocentro ofensivo Yan Dhanda y el delantero Jamal Lowe, los tres del Swansea, habían sido víctimas recientemente de comentarios racistas.

"Desde hoy (16h00 GMT) y durante siete días, todos los jugadores del primer equipo, los jugadores profesionales del centro de formación (sub 23 y sub 18), el equipo femenino (...), los principales miembros del personal y las cuentas oficiales del club (en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Snapchat, Youtube y TikTok) no publicaran nada", explicó el club en un comunicado.

Solo la página web oficial del club continuará activa durante este periodo de tiempo en el que el primer equipo se enfrenta a Millwall y Sheffield Wednesday.

El club, que reclamó a Facebook y Twitter más control y sanciones más fuertes contra aquellos que publiquen insultos en redes, quiere "ponerse del lado de los jugadores de otros equipos que sufren discriminaciones indignas en las redes sociales".

El Birmingham City, también de la segunda división inglesa, y el reciente campeón de Escocia, Glasgow Rangers, suspendieron igualmente sus actividades en redes sociales, incluyendo sus jugadores y dirigentes.

"Sabemos que esta preocupación es compartida por todos los clubes y se puede decir que todo el mundo comienza a perder la paciencia ante la falta de acción de las empresas de las redes sociales", declaró Stewart Robertson, director ejecutivo de los Rangers.

El miércoles, los jugadores del Liverpool, Trent Alexander-Arnold, Naby Keita y Sadio Mané fueron víctimas de comentarios racistas tras su derrota (2-1) frente al Real Madrid en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Hace unos diez días, la estrella de Gales, Gareth Bale, afirmó estar dispuesto a unirse al movimiento de boicot de las redes sociales para luchar contra los abusos racistas y el acoso, en la línea de la decisión tomada el viernes 26 de marzo por Thierry Henry.

jdg-hap/dep/grp/psr/dr