BMW sube las ventas en 2018 un 1,1 %, hasta el récord de 2.490.664 unidades

Una empleada saca brillo al logo de la marca de automóviles BMW. EFE/Archivo

Fráncfort (Alemania), 11 ene.- El grupo automovilístico alemán BMW vendió el año pasado 2.490.664 vehículos en todo el mundo de las marcas BMW, Mini y Rolls Royce, lo que supone un 1,1 % más que en el mismo periodo del año pasado, en unas condiciones difíciles por la volatilidad en el mercado.

BMW informó hoy de que ha logrado cifras de ventas récord por octavo año consecutivo.

La compañía destacó que las ventas de modelos eléctricos o híbridos mejoraron el año pasado a 142.617 unidades (+38,4 %).

El director de Ventas del grupo BMW, Pieter Nota, se mostró optimista respecto a 2019 y prevé impulsos positivos para las ventas de modelos como el BMW X7 y la séptima generación de la Serie 3 de BMW.

El grupo BMW quiere superar en 2019 ligeramente el nivel de ventas de 2018, prevé una pequeña subida de las ventas de una cifra baja o media de un dígito y espera que las condiciones políticas y económicas sigan siendo volátiles.

BMW informó hoy de que su marca principal BMW entregó el año pasado 2.125.026 vehículos, un 1,8 % más que el año anterior.

Asimismo Mini vendió en el mismo periodo 361.531 unidades, (-2,8 %), y Rolls-Royce Motor Cars entregó 4.107 vehículos, (+22,2 %).

BMW vendió el pasado ejercicio 165.566 motocicletas (+0,9 %).

La compañía añadió que el impulso del crecimiento más fuerte fueron los BMW X, gracias a la introducción del BMW X2 a comienzos de 2018 y a la ampliación de la producción del BMW X3 en China y Sudáfrica, además de EEUU.

Las ventas de la familia BMW X subieron el año pasado a 792.590 unidades (+12,1 %).

La Serie 5 de BMW, que en 2018 estuvo disponible en todos los mercados, también fue un importante impulso de las ventas (+12,7 %, hasta 328.997 unidades).

Las disputas comerciales entre EEUU y China y la aplicación de aranceles en algunos mercados creó inseguridad en los consumidores el año pasado.

Las ventas de BMW y Mini en Europa prácticamente se mantuvieron el año pasado en 1.097.654 unidades (-0,3 %), por la incertidumbre política y económica en varios mercados.

Se produjo un crecimiento en Alemania (+2,5 %) y una bajada el Reino Unido (-1,4 %).

Asimismo BMW y Mini vendieron el pasado ejercicio en EEUU 354.698 unidades (+0,5 %), y en Latinoamérica entregaron 54.858 unidades (+8,1 %).

Las ventas de BMW y Mini en China mejoraron el año pasado hasta 639.953 unidades (+7,7 %), gracias a la Serie 5 y la berlina de la Serie 1 producida localmente, pero en Japón bajaron a 78.001 (-2 %).