Así es el Blue Marlin, el imponente barco creado para mover buques y plataformas petrolíferas

El Blue Marlin. (Photo: YOUTUBE)
El Blue Marlin. (Photo: YOUTUBE)

El Blue Marlin. (Photo: YOUTUBE)

El Blue Marlin, uno de los pocos medios de transporte diseñados para mover barcos y plataformas petrolíferas, se ha convertido en uno de los ejemplos claros de lo que se puede lograr a través de la ingeniería.

El objetivo fundamental del casco es ese, el de movilizar a varios barcos a la vez, atravesando los océanos, como ocurrió con el HMAS Adelaide que la empresa española Navantia construyó para la armada australiana.

Más de 22 años surcando los mares

El Blue Marlin fue construido en el año 2000 y presenta una eslora de 224,8 metros y cuenta con una cubierta de unos 11.200 metros cuadrados. Mide 63 metros de ancho y también cuenta con un calado de 13,3 metros, ampliaba hasta los 28,4.

En total, 70.000 toneladas que se convierten en una herramienta indispensable para transportar barcos y plataformas petrolíferas, logrando una velocidad de crucero de hasta 13 nudos.

Cuenta con un diseño único, por eso se encuentra en la categoría de los buques semisumergibles heavy-lift. Aquellos que son capaces de llenar sus tanques para que se hundan y así permitir la entrada de cualquier estructura o barco que tenga que ser transportado.

Su paso por España

En el año 2013, el semisumergible formó parte de la operación de embarque del buque Adelaide. Una megaconstrucción que se produjo en Navantia para la armada australiana y con un precio “por encima de los 500 millones de euros”.

El Blue Marlin recorrió las aguas de las Rías Baixas, en una operación que aunque fue compleja salió a la perfección.

Tras un refuerzo de personal, el buque hundió parte de su cubierta para permitir la entrada del Adelaide e instalarlo de forma fija sobre ella.

Pertenece a la flota Boskalis y no es el único construido por la compañía. También fabricaron otros dos, el White Marlin, de 72.000 toneladas, y el Black Marlin, de 57.200 toneladas, dedicados al transporte de mercancías pesadas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR