Acaba la primera reunión del CGPJ sin nombres al TC pero con la promesa de consenso

·3 min de lectura

Madrid, 16 sep (EFE).- Los bloques progresista y conservador del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) siguen sin llegar a un acuerdo sobre la renovación del Tribunal Constitucional tras una primera reunión sin resultados más allá de comprometerse a que los candidatos sean magistrados del Supremo y que los nombramientos se alcancen por una "amplia mayoría".

La primera reunión entre ambos sectores del órgano de gobierno de los jueces ha acabado como se esperaba: sin nombres aunque con la convocatoria de un nuevo encuentro el próximo miércoles, 21 de septiembre, para seguir negociando, según explican a Efe fuentes del CGPJ.

Ese día los vocales progresistas sí que llevarán una lista de nueve candidatos, que remitirán previamente a los conservadores, quienes por el momento no se plantean hacer lo mismo al considerar que se deberían tener en cuenta otras variables primero.

LOS CONSERVADORES NO ENCUENTRAN CANDIDATOS EN EL SUPREMO

Variables como la repercusión que tendría elegir a un magistrado que actualmente forme parte de una Sala con déficit de personal, como es el caso del Tribunal Supremo, un extremo que no han conseguido consensuar con los progresistas, explican las fuentes.

Con todo, el bloque conservador ha pedido más tiempo dado que, según las fuentes, a día de hoy no cuentan con ningún magistrado del Supremo que quiera postularse al Constitucional.

Todo lo contrario que los progresistas que "en señal de la máxima transparencia en el proceso de negociación", y dado que cuentan con magistrados que en los últimos días han manifestado su deseo, tanto al presidente del Consejo, Carlos Lesmes, como a ellos de optar al puesto en el Constitucional, se comprometen a facilitar su lista de candidatos con su trayectoria "para ir avanzando en el trabajo".

AMPLIA MAYORÍA Y PROFUNDO EXAMEN DE LOS CURRÍCULOS

Tres días después de que venciese el plazo legal para nombrar a dos jueces del Constitucional, los interlocutores de los sectores progresista y conservador han llegado a un acuerdo sobre tres puntos.

Esto es procurar que se alcance el más amplio acuerdo y respaldo mayoritario de los magistrados, que la selección de los candidatos se lleve a cabo tras un profundo examen de sus currículos y que estos sean magistrados del Tribunal Supremo.

Los conservadores también han solicitado que no se lleven al pleno del CGPJ los nombramientos si no hay un consenso previo en el seno de los respectivos grupos, si bien los vocales no han llegado a un acuerdo en estos puntos.

Con esta especie de acuerdo de mínimos, los dos grupos, representados por Álvaro Cuesta, Roser Bach y Rafael Mozo, del progresista; y José Antonio Ballesteros y Carmen Llombart, del conservador, seguirán intentando acercar posturas la próxima semana.

EL GOBIERNO APUESTA POR DAR TRANQUILIDAD A LOS VOCALES

Mientras tanto, el Gobierno, que también debe designar a otros dos magistrados, ya ha dejado claro que aguardará a que los vocales del CGPJ "hagan su trabajo", de forma que tampoco se espera conocer sus nombres en los próximos días.

Este viernes, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, se ha mostrado convencido de que el CGPJ nombrará a los dos magistrados porque "no puede imaginar" que el órgano de gobierno de los jueces vaya a incumplir la ley.

Por ello, ha abogado por dar "tranquilidad" para que el CGPJ "intercambie nombres", debata y tome una decisión.

El Ejecutivo confiaba en que el Consejo cumpliría con el plazo previsto en la ley, si bien los vocales no acababan de sentirse vinculados con esa fecha, principalmente los conservadores, que creen que el Gobierno es el primero que no cumple con la legalidad al llevar casi cuatro años con un CGPJ en funciones y limitado sin poder hacer nombramientos.

Esta interinidad del órgano de gobierno de los jueces motivó que la semana pasada el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, amenazase con dimitir si PP y PSOE no se sientan a negociar de una vez por todas la renovación del Consejo, o le devuelvan sus competencias para que pueda abordar los nombramientos de órganos judiciales que no puede realizar al encontrarse en funciones.

(c) Agencia EFE