Bloomberg aboga por un plan radical contra el tabaco y acusa a Trump de ceder ante el lobby

Nueva York, 15 ene (EFE).- El candidato en las primarias demócratas Mike Bloomberg explicó este miércoles contundente plan anti-tabaco, en el que destaca prohibir todos los cigarrillos electrónicos con saborizantes y reducir la nicotina de los convencionales, y acusó a Donald Trump de ceder ante el lobby del tabaco.

El plan de Bloomberg, conocido por su compromiso contra el tabaquismo, tiene por objetivo proteger a los niños de las compañías tabaqueras que desarrollan, venden y comercializan productos diseñados para engancharlos con nicotina y tabaco desde una edad temprana.

Con más de 5 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria que usan cigarrillos electrónicos en EE.UU., la gran mayoría de los cuales usan sabores aptos para niños, el elemento central del plan de Bloomberg es prohibir la venta de todos los productos de tabaco con sabor.

Los pasos adicionales incluyen reducir la cantidad de nicotina en los productos de tabaco para hacerlos menos adictivos y aumentar el impuesto federal sobre los cigarrillos en un dólar por paquete.

En un comunicado, Bloomberg ha recordado que Trump "ha roto su promesa" de eliminar los e-cigs con saborizantes, "cediendo a la presión de la industria del tabaco".

El candidato demócrata ha recordado, por ejemplo, que los cigarrillos electrónicos contienen niveles "extremadamente altos" de nicotina; una cápsula JUUL contiene tanta nicotina como 20 cigarrillos tradicionales, y la exposición a la nicotina, que es altamente adictiva, puede tener repercusiones significativas para el desarrollo cerebral de los niños.

Según el Cirujano General de EE.UU., el uso de nicotina durante la adolescencia puede dañar partes del cerebro que afectan la memoria y el aprendizaje, disminuyen permanentemente el control de los impulsos de los niños y los hace más propensos a asumir riesgos que afectan su salud y seguridad.

Además, la adicción a la nicotina a una edad temprana aumenta la probabilidad de que los jóvenes consumidores de cigarrillos electrónicos también usen cigarrillos tradicionales , lo que sigue siendo causa número uno de enfermedades prevenibles y la muerte en EE.UU., donde casi medio millón de personas mueren por causas relacionadas con el tabaco cada año.

Bloomberh ha recordado que gracias a su etapa como alcalde de Nueva York, la tasa de tabaquismo en adultos en la ciudad cayó dle 21,5 % en 2002 al 16 % en 2013, una disminución del 52 % entre lso estudiantes de secundaria.

(c) Agencia EFE