Rajoy no sabe cuál es la deuda de España

Episodios nacionales
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

Con la alergia que le tiene a las preguntas de la prensa, que Rajoy cerrara con más de 24 horas de antelación una entrevista televisiva para hablar de Grecia denota que el presidente del Gobierno tenía algo importante que decir. Sin embargo lo más reseñable de la entrevista fue una anecdóta, y no el mensaje que tenía preparado, ya que un pequeño error de cálculo le hizo perder el efecto que buscaba. Un margen tan mínimo como 146 mil millones de euros -modo ironia 'on'-. Rajoy compareció en el plató de informativos Telecinco para tratar de suavizar su postura con respecto de Grecia -"se ha negociado, debe seguir negociándose  y hay que terminar rápidamente la negociación", ha subrayado- y para volver a sacar pecho de su gestión con el manido España no es Grecia:

"Grecia debe mucho dinero, algo más del 90% de su PIB, es como si en España debiéramos 900.000 millones de euros, que es una cifra astronómica", señala en el minuto 8 de la entrevista

Desgraciadamente el gallego no cayó en la cuenta de que la deuda pública en España ha crecido en el primer trimestre de 2015 en 12.335 millones de euros -50.349 millones de euros en un año- y se sitúa en 1.046.192 millones. Es decir, que la deuda nacional alcanzó el 98,00% del PIB en España, que parafraseando a Rajoy, es algo más que astronómica. Podría decirse, en un símil futbolístico que tanto gusta al presidente- que es galáctica.

Y si se compara la deuda en España en el primer trimestre de 2015 con la del mismo trimestre de 2014 se observa que la deuda anual se ha incrementado en 50349 millones de euros. Es cierto que los datos macroeconómicos se le escapan a todo el mundo, pero cuesta creer que ocurra en una entrevista pactada, precisamente, para abordar este tema. Algún asesor se goleó la cabeza contra la pared, no lo duden.

Puede pensarse que el presidente del Gobierno haya realizado su propio cálculo en bases a las halagüeñas previsiones de crecimiento que se otorgan a España para 2016. Pero ni por esas: El panel de economistas de Focus Economics alerta de que la deuda pública no bajará en ningún caso del 100% del PIB en España hasta 2018 y que el déficit público se situará en el 4,5% de la riqueza nacional en 2015, frente al 4,2% previsto por el Gobierno  .

Y si se le suma la deuda de las familias y la de las empresas, la cifra ronda el 310% del PIB. Mareante.

Más allá de la anécdota Rajoy volvió a jugar al gato y al ratón sobre si convocará las elecciones generales en noviembre o justo antes de las vacaciones de Navidad. A la pregunta de cuándo se celebrarán, Rajoy ha dicho que no lo sabía "con absoluta franqueza", pero que "a finales de año". Y cuando Pedro Piqueras ha deducido que serían en diciembre, el presidente ha vuelta a contestar con un "no". Y así hasta el infinito.