¿Quién mueve los hilos de Beatriz Talegón?

Episodios nacionales

Beatriz Talegón no se ha bajado de la noria informativa a la que se subió a principios de semana con su discurso crítico que pronunció en el Congreso de la Internacional Socialista y por el que abroncó a los delegados allí presentes por debatir sobre el socialismo en un hotel de cinco estrellas. "¡No se puede pedir una revolución social viajando a todo lujo!". Su nombre suena por todos los lados y ha sido entrevistada en casi todas las emisoras de radio y cadenas de televisión.

Ateniéndonos a este discurso, lo suyo es pensar que quien más la criticaría serían los dirigentes del partido. Aquellos que se encuentran en la cúpula o cerca de ella. Pero en este caso no ha sido así. El martes ya se apuntó en este blog que Patxi López le había dado una palmadita en la espalda. Los malpensados opinan que ese gesto es falso porque no les queda otra. "¿Cómo le van a criticar en pleno fervor de las redes sociales?", pueden pensar.

[Más: ¿Quién es Beatriz Talegón?]

La afirmación no está carente de sentido. Pero es difícil de sostener, a priori, cuando incluso desde la dirección del partido se escuchan alabanzas. En este caso la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha calificado de "muy valiente" el discurso de la joven Beatriz Talegón. "Hay una nueva generación de progresistas que reivindica su lugar, que tiene muchísimo que aportar".

Siguiendo con el razonamiento, las bases y las juventudes, de donde surge la propia Talegón, deberían estar dando saltos de alegría por zarandear de una vez el rígido 'modus operandi' del PSOE. Y alguno hay.

Pero también se han alzado voces críticas desde este sector. Los secretarios provinciales de los jóvenes del PSOE de Guadalajara y Mallorca y otro militante de la organización juvenil han pedido su dimisión por considerar que ella "no es la persona adecuada para lanzar este mensaje".

En un carta firmada por el responsable de las Juventudes Socialistas en Guadalajara, Rubén García; el de Mallorca, Antonio Bujosa; y el militante Mikel Zabala, dicen estar "profundamente de acuerdo" en el fondo de esa crítica, pues "se han cometido y se siguen cometiendo errores", pero consideran que ella "no es la persona adecuada" para lanzar este mensaje.

Afirman al respecto que Talegón no puede hablar de que los jóvenes de la Internacional Socialista no tienen apoyo financiero cuando su "gran salario" está "muy por encima de las posibilidades de cualquier joven en el mundo".

Entonces quedamos en que le apoya el blanco de sus críticas y le critican las bases que le auparon a su puesto actual como secretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas. ¿El mundo al revés? La razón podría ser sencilla. Desde dentro del PSOE existe una corriente que opina que la irrupción de Talegón se debe a la cúpula del partido, un numerito montado por el aparato para presentarla como la juventud renovadora del PSOE. Una especie de explosión controlada que sacuda sus cimientos pero sin llevarse por delante a nadie de la cúpula. Caras nuevas sin ‘jubilar’ a las ya conocidas. De ahí que sean las bases quienes critiquen a Talegón y no la cúpula.

"No comprenden que los líderes no se inventan, se hacen luchando y dando oportunidad a los que luchan, pero eso no interesa". Las críticas van más allá y se habla de un "plan a la desesperada". Están locos por "encontrar una cara nueva a la que agarrarse porque nos hundimos cada vez más y se cierra el chiringuito". Además el acceso a una plataforma desde la que dar un discurso de este calado no es fácil, y "es casi imposible dar un paso a ese nivel sin que lo sepan los de arriba".