¿Qué ha sido de los protagonistas políticos del 11M?

.

Muchos de los protagonistas de las 72 horas posteriores al atentado islamista del 11 de marzo de 2004 han pasado a jugar un papel secundario en la política española. Algunos de ellos incluso la han abandonado para pasarse a la empresa privada. A los nombres de Rajoy y Zapatero, o el propio Aznar, presentes en la actualidad de la política española se unen los de Zaplana, Acebes, Rato, Otegi… ¿Qué hicieron aquellos días y cómo influyó en su devenir? En este blog repasamos los puntos álgidos de la cronología política de las horas más intensas de la última década en España.

Mariano Rajoy

Candidato del PP a las elecciones generales de 2004, habló para la prensa a las 11.54 del 11M para señalar que había decidido suspender su campaña electoral. "Son horas de serenidad, de firmeza y de determinación. Están desafiando a todos los españoles, y los españoles no vamos a ceder. No van a doblegarnos, no van a conseguir nada, no van a quedar sin castigo. Puedo asegurarles que España acabará con esta lacra asesina del terrorismo".

Sin embargo dos días después, en plena jornada de reflexión, concedió una entrevista al diario ‘El Mundo –algo que fue tachado de ilegal por el resto de partidos al vulnerar la Ley Electoral- afirmando que tenía la "convicción moral" de que la autoría de los atentados de Madrid correspondía a ETA. Unas palabras muy criticadas en las calles que se llenaban de manifestaciones espontáneas. Meses más tarde, ya desembarazado de la jefatura que ostentaba José María Aznar, concedió una entrevista al Diari de Girona en la que llegó a afirmar: "En mi partido no hay nadie que diga que ETA hizo eso. Si alguien lo dice yo le exigiré que lo pruebe, y si no lo prueba, le diré que no lo puede decir". Años después, tras dos derrotas electorales, fue elegido presidente del Gobierno, cargo que renovó en 2011 y que ostenta en la actualidad.

José Luis Rodríguez Zapatero

El presidente del Gobierno de España más inesperado -pocos sondeos le daban posibilidades- se aprovechó del vuelco electoral derivado de la forma en la que el Ejecutivo de Aznar canalizó el atentado terrorista más violento perpetrado en Europa hasta la fecha. Fue de los primeros políticos en hablar públicamente el 11 de marzo. Lo hizo a las 8.51 en la cadena Ser señalando: "Una reflexión clarísima: ETA ha intentado intervenir en la campaña". "Yo pediría a todos los ciudadanos que el domingo, como reacción a ETA hubiera una masiva participación en las urnas". También apuntó que "la reacción debe ser conjunta" y que "nadie haga una valoración política que pueda dividir o enfrentar a los demócratas". Paradójicamente esta última frase fue la que le hizo ganar enteros frente a las teorías de la conspiración del PP.

Avanzado ya el trágico 11 de marzo, Zapatero se abrazó a las tesis que formulaban que eran terroristas islamistas quienes estaban detrás de las explosiones. Incluso se rumoreó, sin llegar a confirmarse, que contraprogramó a Aznar y que también habló con un par de medios de comunicación para informarles de que le había llegado información que descartaba a ETA de la posible autoría. Incluso habría aventurado que había terroristas suicidas en los trenes, algo que se demostró falso y que la derecha española siempre le criticó.

José María Aznar

Presidente del Gobierno en 2011, tardó varias horas en realizar una valoración oficial de los atentados. Lo hizo a las 14 horas. Con las primeras contradicciones de la autoría de ETA sobre la mesa, Aznar realizó una alocución en la que no citó textualmente a ETA pero aludió repetidas veces a la banda. El Gobierno defendió activamente su hipótesis de la banda terrorista estaba detrás del 11-M y él mismo llamó a los directores de periódicos, a los embajadores españoles, y a las Naciones Unidas para sostener su falsa teoría. En su último libro publicado en 2013, Aznar vuelve a sembrar dudas sobre la autoría de los atentados: "Los atentados del 11M los ideó una mente muy cercana que quería cambiar el rumbo de España". La gran mayoría, sino tofos, de los estadistas coinciden al señalar que el vuelco electoral que Rajoy sufrió en las urnas con respecto de los sondeos fue un castigo a José María Aznar.

Ángel Acebes

Ministro del Interior en 2011, no realizó su primera comparecencia hasta las 13.30 del 11M. Al día siguiente, insiste en ello Aznar pese a conocerse ya que el explosivo hallado no suele ser el que acostumbraba a emplear ETA. Incluso el 13 de marzo, 48 horas después del atentado, cuando la autoría islámica es más que una evidencia, Ángel Acebes señaló ante la prensa: "Que sea Al Qaeda no me lo han dicho. Ningún responsable de las fuerzas de seguridad me ha dicho que en estos momentos tengan una línea preferente de investigación respecto a esa organización terrorista". Su línea de investigación, que no descartaba otras posibilidades, quedó como mantra de la teoría de la conspiración. La misma que él mismo se vio obligado a mantener siendo ya secretario general del PP con el PSOE en el Gobierno. En 2011 abandonó la política para entrar en el Consejo de Administración de Caja Madrid, presidida por Rodrigo Rato.

Eduardo Zaplana

Ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno en 2004, fue de los primeros miembros del gabinete de Aznar en entrar a valorar los atentados señalando: "Es un asesinato colectivo de esta banda criminal y asesina de ETA". "No es el momento de hacer valoraciones políticas". "La lucha contra ETA tiene que ser una lucha implacable". Una tesis que no ha dejado de sostener más por omisión que por militancia ya que tras las elecciones del 9 de marzo de 2008 anunció que dejaba su cargo como portavoz del grupo popular en el Congreso para "fomentar la renovación". El 29 de abril de ese mismo año renunció a su escaño para trabajar como delegado para Europa del Grupo Telefónica donde cobraría casi un millón de euros al año.

Rodrigo Rato

Ministro de Economía en 2004, su nombre sonó con fuerza para relevar a José María Aznar como líder del PP. Finalmente éste se decantó por Mariano Rajoy porque, según se recoge en sus memorias, Rato rechazó el ofrecimiento hasta en dos ocasiones. Su decisión, ya tomada, de abandonar la política, le permitió vivir desde un segundo plano lo sucedido en el 11M. Un día en el que rompió su silencio una sola vez para señalar: "Ante el terrorismo solo se puede responder con la justicia". Una frase que le libraría de gravitar en el vendaval político de la teoría de la conspiración tumbada por la Justicia española. Posteriormente se fue a dirigir el FMI, para después pasar por la dirección de Bankia y ahora formar parte del Consejo del Banco Santander.

Arnaldo Otegi

El líder de la izquierda 'abertzale' esperó a las 12 del 11M para hablar públicamente. Pinchazos telefónicos demostraron que en las horas previas trató con enlaces de ETA para tratar de conocer detalles de la autoría del atentado. En su comparecencia negó que ETA tuviera relación con el atentado y fue de los primeros en apuntar hacia el integrismo Islamista, comentario que produjo duras críticas a su partido durante el día. Un año después, superado políticamente el capítulo del 11M y en pleno debate sobre la negociación del Gobierno con ETA, Otegi ingresó en prisión preventiva acusado de un delito de pertenencia a banda armada al que se sumó en 2009 una nueva imputación por intentar reorganizar la cúpula directiva de Batasuna. Fue elegido secretario general de Sortu tras su congreso fundacional el 23 de febrero de 2013, pero al encontrarse encarcelado no ha logrado ostentar el cargo que sigue vacante.

Ana Palacio

Ministra de Exteriores en 2004 envió, pasadas las 17h, una nota a los embajadores en la que se señalaba:

"El ministro del Interior ha confirmado la autoría de ETA. Así lo confirma el explosivo utilizado y el patrón utilizado en los mismos, que es el habitual de ETA; así como otras informaciones que aún no se han hecho públicas por razones obvias. […] Debería vuestra excelencia aprovechar aquellas ocasiones que se le presenten para confirmar autoría de ETA en estos atentados, ayudando así, a disipar cualquier tipo de duda que ciertas partes interesadas puedan querer hacer surgir en torno a quien está detrás de estos atentados". Según el periódico ‘El País’, Ana Palacio aquella tarde pidió encarecidamente a sus homólogos del Consejo que apoyaran la hipótesis barajada por Madrid.

Su actuación tras los atentados fue entendida como una mera correa de transmisión del Gobierno de Aznar y su imagen pública apenas se vio erosionada. En la actualidad forma parte del consejo de administración de EDP España.

Federico Trillo

Ministro de Defensa en marzo de 2004, jugó un papel alejado de los focos ya que su situación era complicada por la mala gestión del accidente aéreo del avión Yak-42 que costó la vida a 62 militares españoles, aunque se considera que ayudó a Palacio a difundir en el extranjero el mensaje de que ETA estaba tras la masacre. Años más tarde, ya como portavoz del justicia del PP en el Congreso, siguió alimentando la teoría de la conspiración diciendo que: "sigue sin intuirse" el autor intelectual del 11M, cuando la sentencia del Tribunal Supremo ha confirmado "la autoría islamista" y descartado a ETA. Con la victoria electoral de Rajoy en 2012 fue nombrado Embajador del Reino de España ante el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente