Episodios nacionales

Los políticos se niegan a perder privilegios

El presidente del CGPJ, Gonzalo Moliner, acompañado por el presidente de la Cámara Baja, …Apenas 48 horas después de que el Rey Juan Carlos hiciera un llamamiento a la ciudadanía a "creer en las instituciones" y al tiempo que reivindicó una política con mayúsculas al servicio de los españoles, Jesús Posada, se ha descolgado aferrándose a unos privilegios -"verdaderos timos como denuncia UPyD- que se resiste a perder.

En concreto "el timo de las dietas" de los Diputados por el que cobran, además de su sueldo de 2.813,87 euros, 1.823,86 euros para gastos siempre y cuando hayan sido elegidos en una circunscripción diferente a la de Madrid. Independientemente de que posean un domicilio -o dos o tres, como se dan casos- en la capital.

Según Posada, "los españoles no deben discutir si los parlamentarios gastan más o menos". Lo importante es que "las cosas se hagan bien" y no hay que perderse en esas "pequeñeces" de los gastos, apostilla. Y todo eso sin sumar las dietas por viajes -150 euros si es al extranjero y 120 euros si es en territorio nacional-.

[Relacionado: Así es el timo de las dietas de 62 diputados]

Está claro que a muchos políticos les cuesta dejar de disfrutar de ciertos privilegios ahora que la sociedad demanda mayor transparencia. Algo que irrita a Posada que opina que hay una idea equivocada del concepto de transparencia en la vida pública porque no hay que "contar todo" para que los ciudadanos restablezcan su confianza en los políticos. Ese sería, a juicio de Posada, un "mal enfoque" porque "la transparencia no va por ahí".

Las declaraciones de Posada van en la línea de las del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, quien lamenta tener que viajar en clase turista porque cree que esa no es "la mejor imagen" para quien preside el Poder Judicial y el Tribunal Supremo -¿acaso ya ha olvidado que su ascenso se debe al despilfarro en viajes de su predecesor?-.

Los políticos no deben de mirar el CIS porque si observaran que desde hace meses son el tercer problema para los españoles -solo por detrás del paro y de la crisis económica- tal vez se ahorrarían ciertas declaraciones en público.

Especialmente en fechas en las que disponen de más días libres de lo normal ya que ellos mismos se las han puesto así. En su última reunión, celebrada el pasado 18 de diciembre, la Mesa del Congreso, que cuenta con mayoría absoluta del PP, aprobó que el primer pleno de 2013 se celebre el martes, 12 de febrero. Casi dos meses de vacaciones que, además, incumplen el acuerdo de la legislatura pasada en el que se habilitó el mes de enero para Plenos en la Cámara Baja.

Autores/perfiles de blogs

PUBLICIDAD