Episodios nacionales

A la Asamblea de Madrid no se va a dormir

Fotografía de Iñigo Hernández de Luna dormido en su escaño. TwitterLo que está sucediendo estos días en la Asamblea de Madrid tiene más pinta de gag de humor que de diario de sesiones. El debate parlamentario sobre el plan de Sanidad del Gobierno madrileño ha puesto en pie de guerra a los trabajadores y al personal sanitario que han decidido protestar rodeando la Asamblea.

Una medida, la de rodear Cámaras de Representantes, que no gusta en la capital. Especialmente a su delegada del Gobierno Cristina Cifuentes. Cualquier iniciativa de este tipo es inmediatamente abortada mediante impresionantes despliegues policiales que, en demasiadas ocasiones, finalizan cargando contra los manifestantes.

Ayer mismo se vivió el último episodio con encontronazos y detenciones. Justo a la misma hora en la que el PP de Madrid celebraba en un acto la llegada de la Navidad. Allí sus cargos aprovecharon para criticar los planes de ocupar la Asamblea e incluso Esperanza Aguirre llamó antisistema a los miembros del PSM por apoyar los actos de protesta e incluso celebrar su propio encierro.

Aunque eso también se merece capítulo aparte porque Tomás Gómez decidió organizar una reunión permanente en la Asamblea durante toda la noche del martes en la víspera de la primera jornada del debate de los Presupuestos.

[Te puede interesar: Las Fundaciones, el otro chollo de los partidos]

Una especie de vigilia con la que hacer presión y buscar los argumentos necesarios para intentar frenar los planes del Ejecutivo regional. Lo curioso de todo ello es que, una vez finalizada la sesión nocturna, el PP aseguró que todo había sido un montaje y que tanto Gómez como algunos de los diputados regionales socialistas abandonaron la Cámara sobre las 2AM para volver minutos antes de las 9 AM.

Se suponía que Gómez había pasado la noche en su despacho junto a sus asesores solidarizándose con las protestas del personal sanitario, que estos días se encierran en los hospitales madrileños para evitar su privatización.

Sin embargo, según publica La Razón, las cámaras de seguridad y varios testigos presenciales, le vieron abandonar el hemiciclo. Otros testimonios incluso aseguran que miembros del PSM echaron alguna cabezadita en el parking y dentro de sus propios vehículos.

Uno de los diputados que más sangre hizo fue Iñigo Hernández de Luna, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, quien tildó de "fiesta de pijamas" el encierro de los diputados socialistas. Sin embargo, ya ha empezado a circular por la red una foto en la que se ve al propio De Luna durmiendo mientras se debatía el Plan de Sanidad.

El caso es que mientras unos duermen y otros hacen como que no duermen, la Comunidad de Madrid no piensa parar su proyecto de privatización de la Sanidad pública al tiempo que piensa impedir nuevas concentraciones en su contra.

Autores/perfiles de blogs

PUBLICIDAD