Cañete: el millonario que habla chino, compite en rallies y come yogur caducado

El titular puede sorprender a muchos, pero es real. El próximo candidato del PP a las elecciones europeas es un millonario que compite en rallies, come yogures caducados y estudia chino.

El responsable nacional de Agricultura, Miguel Arias Cañete, es el miembro más rico del Consejo de Ministros. Junto al titular de Industria, el candidato del PP lidera la lista con más de 1,7 millones de euros de patrimonio, según él mismo declaró en 2012. Por encima incluso del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que ha declarado poseer bienes por un valor superior a 1,2 millones de euros.

[Relacionado: Cañete confirma que el lunes irá como ministro a una reunión en Luxemburgo]

Cañete, además, es propietario al 50% de cuatro casas -tres en Cádiz y una en Madrid, una de ellas heredada-, siete coches, una Scooter y más de 325.000 euros en participaciones en petroleras, según la declaración patrimonial que presentó en el Congreso en la anterior legislatura.

Mariano Rajoy no ha encontrado oposición al elegir a Cañete ya que en su partido está muy bien valorado. Y fuera del Gobierno también al ser el ministro con mejor puntuación según el barómetro del CIS. En cuanto a su preparación Cañete habla cinco idiomas -habla con fluidez inglés y francés, se defiende en italiano y alemán e incluso está aprendiendo chino- y posee un buen bagaje de la política europea. Sus 13 años ocupando escaños en el Parlamento Europeo le han convertido en un experto en desarrollo regional y política europea.

Y en Europa lo saben. Entre los logros profesionales de Cañete destacan el acuerdo alcanzado en torno a la Política Agraria Común y un nuevo sistema de cuotas por buques a favor de una pesca más sostenible.

Pero no todo han sido éxitos en su carrera. Se empeñó en ser alcalde de Jerez de la Frontera y fracasó por dos veces, en 1994 y 1999.

[Te interesará: Cañete se hace el longuis]

Cañete hace las maletas después de desarrollar la mayor parte de su carrera en Andalucía. Concretamente en Jerez, donde mantiene su residencia habitual al haber sido su primer destino como abogado del Estado.

Su pasión por los coches le ha llevado a competir en diversos rallies para aficionados -como el de Montecarlo- a mandos de joyas como el Renault Alpine. "Un amigo mío me ofreció correr las 24 horas de Le Mans de coches clásicos y desde ese momento he disputado este tipo de pruebas", ha reconocido públicamente.

Y su locuacidad le coloca en la lista de políticos campechanos, como gusta definir al Rey de España. Un puesto que se ha labrado a pulso con frases como cuando defendió un informe de su Ministerio acerca del estado de salubridad de los productos caducados para evitar el desperdicio en la cadena alimentaria. "Yo veo un yogur en una nevera y ya puede poner la fecha que quiera que yo me lo voy a comer". Después del revuelo montado, Cañete se reafirmó señalando que se debe a que ha viajado mucho: "He visto lo que se come por ahí", "yo veo un yogur que pone una fecha y me lo como cinco días más tarde".

Aunque también ha sido criticado por algunas afirmaciones en tiempos de crisis, como el consejo de ducharse con agua fría. "Se ahorra mucho agua si no se deja correr hasta que está caliente".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente