Algo ‘huele mal’ con la nueva ministra

Episodios nacionales

La aversión de Mariano Rajoy a los volantazos, algarabías y, en definitiva, al' ruido', ha propiciado que la cacareada crisis de Gobierno se haya resuelto con un solo cambio de cromos. Y porque éste era obligatorio. Un mínimo relevo que, sin embargo, puede acarrearle más de un disgusto. La decisión de suplir al ya exministro de Agricultura debía ser un mero trámite. Un simple corrimiento del escalafón en vistas de que Cañete ya está haciendo las maletas para liderar la candidatura del PP a las Elecciones Europeas. Pero los partidos de la oposición no están dispuestos a asumirlo sin expresar su opinión y esta pasa por denunciar, una vez más, la afición de la política española a las puertas giratorias.

La actual secretaria general del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, jurará esta tarde su cargo añadiendo la jefatura en el ministerio a su currículum. Una hoja de servicios doblemente polémica. Por un lado la vallisoletana -licenciada en Derecho, Ingeniería Agrónoma y con un Máster en Economía Agraria, entre otros títulos- incurre en una incompatibilidad moral al pasar ocupar un cargo público mientras sigue vinculada con entidades privadas a las que puede beneficiar.

[Relacionado: Cañete, el millonario que habla chino, corre en rallies y come yogures caducados]

El conflicto de intereses radica en que entre las dos etapas de Tejerina en el Gobierno -como secretaria general de Agricultura con Loyola de Palacio, Jesús Posada, y el propio Cañete durante el Gobierno de José María Aznar y ahora como próxima ministra del ramo-, fue una alto cargo de Fertiberia, empresa de fertilizantes que controla el 40% del mercado de abonos agrarios de España: un nicho para el que Tejerina había estado legislando desde el Gobierno de Aznar, y lo hace y hará dentro del equipo de Rajoy.

Pero la situación se agrava al desvelarse que Fertiberia pertenece al grupo empresarial de Juan Miguel Villar Mir. Un empresario imputado en el caso Bárcenas por haber realizado donaciones ilegales al Partido Popular desde su constructora OHL.

El Tribunal Supremo, además, condenó a la empresa por su responsabilidad en construir depósitos y decantar vertidos de fosfoyesos en las marismas del margen derecho del río Tinto que las convirtieron en zonas profundamente dañadas. La Justicia condenó a la empresa a devolver la zona a su estado original, aunque se considera irrecuperable ecológicamente el área.

Greenpeace va un paso más allá denunciando los intereses privados del grupo detrás de la reforma de la Ley de Costas

Su director ejecutivo en España, Mario Rodríguez, ha advertido de que la nueva ministra es "firme defensora de los transgénicos" y de que los montes sean considerados "infraestructuras". Por ello, cree que el peso del medio ambiente va a bajar "aún más" en el Ministerio, y ha mostrado su "preocupación por su perfil previo".

Y no son los únicos escamados con el nombramiento: Ecologistas en Acción también ve con "preocupación" el nombramiento como ministra de García Tejerina, sobre todo por su "postura" ante los organismos genéticamente modificados (transgénicos) y por su "concepto desfasado" sobre los montes.

Mientras, el director ejecutivo de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha lamentado que nuevamente "el peso de la agricultura vuelve a mandar" y le ha deseado "mucha suerte" a García Tejerina, especialmente en los retos del agua, energía, clima y biodiversidad.

Todas estas quejas y peticiones confluirán con la 'patata caliente' que Tejerina hereda de Cañete. La evaluación ambiental de las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo es uno de los informes que llegarán mañana mismo a la mesa de la próxima ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.