Al Duque de Palma le dejan sin web, sin calle y puede que sin casa y título

Cada vez resulta más complicado tener constancia del carácter oficial del Duque de Palma. El sábado la Casa Real borró su rastro de la página web oficial. Un trabajo rápido y limpio, como el del señor Lobo en 'Pulp Fiction', que no ha dejado ni una sola huella del pasado de Urdangarin por el site.

A eso hay que añadir que, desde hoy, también se ha quedado sin calle en Mallorca. Así que cuando regrese por las islas Baleares no podrá hacerse una foto molona bajo el cartel. Así lo ha confirmado el Ayuntamiento de Palma que ha decidido recuperar el nombre original de 'La Rambla' para uno de sus principales paseos por "respeto a la opinión ciudadana" tras constatar la "indignación" de los palmesanos en relación con el caso Nóos.

Pero si nada cambia en las próximas semanas al "Duque em-palma-do" -que parece ser que fue la gota que colmó el vaso del Consistorio palmesano- le van a quitar hasta el nombre. La coalición PSM-IniciativaVerds-Entesa planteará en el Parlamento balear una Proposición No de Ley para retirar el título de Duque de Palma a Iñaki Urdangarin.

La propuesta, que ya de por sí es bastante contundente, cuenta con un epígrafe por el que se pide eliminar cualquier referencia suya con la capital balear al tiempo que se propone, en caso de ser condenado, solicitar al yerno del Rey que "devuelva el dinero que haya estafado a las administraciones públicas de las islas o, en caso de que no lo haga, que la Casa Real asuma la restitución de las cantidades malversadas".

[Relacionado: 'El Duque em-palma-do']

Total, que entre lo que le piden que devuelva y la fianza de 8,1 millones de euros impuesta esta misma mañana, Urdangarin va a tener que tirar de todos sus ahorros para mantener la cabeza a flote.

Desde Zarzuela no tiene pinta de que le vayan a ayudar después de oficializar la intención de marcar distancias con él, y su mujer, la infanta Cristina, tampoco parece que pueda hacerlo porque los últimos correos filtrados por el socio de la trama, Diego Torres, han estrechado el círculo judicial sobre ella.

Si la mujer del socio en Nóos está imputada -figurando en la empresa con los mismos poderes que Cristina- y el secretario de las hijas del Rey está imputado, todo apunta a que en cualquier momento podría recibir una citación.

En medios judiciales se insiste en que si el juez Castro ve indicios de implicación, "no dudará en seguir adelante". Algo que la Casa Real está intentando impedir a toda costa para no mancillar el denostado nombre de la Corona española.

Más:

La Casa Real marca distancias con Urdangarin

Debe abdicar el rey Juan Carlos?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente