Episodios nacionales

AENA también despilfarra en coches oficiales

Imagen de un vehículo similar al solicitado por la directora financiera de AENA (Audi)El último capricho de la directora financiera de AENA, Beatriz Puente Ferreras, ha estado a punto de convertirse en realidad. Cansada de la sobriedad de los vehículos de serie, Puente Ferreras decidió poner un punto de color en su vida y encargar, para su uso personal, un coche de empresa muy particular. Tanto que tenía un importe bruto límite de 70.422 euros en cinco años en régimen de 'renting'.

Más: El 'catering' de lujo de los vuelos de Rajoy

Eso es posible gracias a las innumerables características del coche que pasamos a detallar. Se trata de un Audi Q3 Ambiente 2.0 TFSI quattro, de 170cv S tronic y de color negro metalizado Phantom con efecto perla que incluía: tapicería en cuero napa beige y cuadro de mandos trufa-beige pistacho, moqueta del mismo color y techo interior de seda beige. Además, los cristales debían estar tintados de color oscuro, los retrovisores exteriores debían ser calefactables y plegables eléctricamente, y los asientos delanteros debían contar con regulación eléctrica.

Por si esto fuera poco, también se exigía que contara con navegación básica plus, 'Audi side assist' y asistente de aparcamiento 'Park assist' con cámara de visión trasera, así como conexión para móvil vía bluetooth.

En ese precio estaba incluido tanto el alquiler del vehículo como el pago de los impuestos, el seguro a todo riesgo sin franquicia, el mantenimiento preventivo y las reparaciones correctivas, la asistencia en carretera 24 horas, la posibilidad de disponer de otro Audi automático en colores oscuros y metalizados como vehículo de sustitución, el servicio de gestión de multas (no las posibles sanciones) y la reposición de neumáticos.

El despilfarro, esta vez, no ha tenido lugar gracias a que la lista de caprichos llegó a oídos de los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Gaspar Llamazares y Ricardo Sixto quienes plantearon la polémica en sede parlamentaria, usando como argumento las numerosas medidas de recorte que AENA ha implementado en los últimos tiempos y que han afectado al servicio prestado a los viajeros.

Confirmadas sus sospechas elevaron la disyuntiva a AENA quien rápidamente ha anulado la licitación que salió a concurso el pasado 1 de abril.

Pese a que, en esta ocasión, el despilfarro ha sido neutralizado a tiempo, el Ministerio de Fomento ha tratado de librarse de cualquier culpa señalando que el Grupo Aena "no dispone de coches oficiales de la Administración" para sus directivos sino que estos vehículos son parte de la retribución de los directivos de la empresa AENA y que, como retribución en especie, están sujetos a su "correspondiente imputación fiscal". Sin embargo choca que, siendo todo tan preceptivo, se haya anulado la contratación del coche.

El caso es que AENA paga cada mes casi 15.000 euros en el alquiler de 22 vehículos de alta gama oficiales para sus otros directivos. Estos coches están alquilados en régimen de 'renting' y van desde el Audi A6 asignado al presidente de la compañía, José Manuel Vargas Gómez, por 1.462 euros mensuales; hasta el Opel Insignia que conducen, entre otros, el director de la Asesoría Jurídica, Jesús Fernández, por 565 euros mensuales.

Más:

El PP desnuda el despilfarro socialista en Castilla- La Mancha

El despilfarro continúa: 200 millones de euros para autopistas que no van a ninguna parte

Los políticos se niegan a bajarse el sueldo

Los partidos cobran 16 millones de euros de dinero público cada tres meses

Autores/perfiles de blogs

PUBLICIDAD