Nuevo hallazgo sobre Stonehenge sorprende a los científcos

El Viralero

Los misterios de Stonehenge – el monumento prehistórico de piedra que desconcierta al mundo desde hace siglos- están cada vez más cerca de ser develados.

Hace poco se descubrieron varias estructuras subterráneas cercanas que parecen estar vinculadas a Stonehenge, y esta semana los científicos han anunciado otro hallazgo.

Los arqueólogos descubrieron que las canteras de Pembrokeshire, en la provincia británica de Gales, que contienen piedras azules que coinciden con las de de Stonehenge en tamaño y forma, fueron explotadas unos 500 años antes de que se erigiera el famoso monumento.

También han encontrado piedras parecidas a las que los constructores prehistóricos extrajeron, pero dejaron atrás, y "un muelle de carga" desde donde las enormes piedras habrían sido arrastradas.

Además han hallado cáscaras de avellana carbonizadas y carbón de leña de las fogatas al parecer creadas en las canteras por los constructores, según pruebas hechas con radiocarbono para revelar cuándo se extrajeron las piedras usadas en Stonehenge.

Los geólogos sabían desde la década de 1920 que las piedras azules fueron llevadas a Stonehenge desde algún lugar de las colinas de Preseli, en Gales, pero sólo ahora se ha trabajado con arqueólogos para localizar y excavar las minas reales de las que provienen.

Stonehenge (Wikimedia Commons)

Los hallazgos apuntarían a que las piedras quizás fueron usadas antes en un monumento en otra parte de la isla británica y luego arrastradas hacia su actual ubicación.

“Es más probable que las piedras se utilizaron por primera vez en un monumento local, en algún lugar cerca de las canteras, que luego fueron desmanteladas y arrastradas”, consideró el profesor Mike Parker Pearson, director del proyecto y profesor de prehistoria de University College de Londres (UCL), en declaraciones al diario The Guardian.

Stonehenge tiene entre 4,000 y 5,000 años de antigüedad, mientras que las piedras de las canteras en Gales fueron explotadas unos 500 años antes de ese período.

Por eso los expertos creen que la explicación más probable es que las piedras se utilizaron por primera vez en Gales antes de ser transportadas a 140 millas de la llanura de Salisbury, donde formaron parte de la herradura interior del monumento de Stonehenge.

"Pero creemos que es más probable que estuvieran construyendo su propio monumento [en Gales], que en algún lugar cerca de las canteras; y que lo que estamos viendo en Stonehenge es un monumento de segunda mano”, agregó Parker Pearson. "Normalmente no conseguimos hacer muchos descubrimientos fantásticos en nuestras vidas. Pero este es uno de esos".

RELACIONADO: Descubren monumento megalítico que deja pequeño a Stonehenge

Parker Pearson lidera un proyecto que involucra a especialistas de la UCL y las universidades de Manchester, Bournemouth y Southampton, entre otras. Sus conclusiones se publicaron el lunes en la revista Antigüedad junto a un nuevo libro escrito por el Consejo de Arqueología británicó titulado “Stonehenge: Tener sentido de un misterio prehistórico”.

Kate Welham, de la Universidad de Bournemouth, cree que lo que habría sido el monumento original, o el lugar donde estuvo, puede hallarse el año próximo.

"Hemos estado llevando a cabo estudios geofísicos, excavaciones de prueba y análisis fotográfico aéreo en toda la zona y pensamos que tenemos el lugar más probable. Los resultados son muy prometedores”, indicó.

El transporte de las piedras azules desde Gales a Stonehenge es uno de los logros más notables de las sociedades neolíticas. Los arqueólogos estiman que cada uno de los 80 monolitos pesó menos de dos toneladas y que fueron arrastrados por personas o bueyes tirando de trineos de madera que corrían por raíles también de madera.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: