Soapman, una curiosa momia de jabón del siglo XIX

Tal y como muchos de vosotros sabréis, un método rudimentario de hacer jabón es utilizando aceite usado o grasa, que mezclado con algún elemento alcalino hace que obtengamos un detergente casero, tal y como hacían nuestros antepasados antes de fabricarse industrialmente.

Este comentario viene al caso del curioso caso que os traigo hoy al Cuaderno de Historias, en el que el protagonista es una momia de jabón que apareció durante unas obras que se estaban realizando en una estación ferroviaria de Filadelfia.

[Te puede interesar: Las falsas momias extraterrestres de Perú]

Pero, tal y como estamos acostumbrados a que las momias sean cuerpos preparados y embalsamados hace varios milenios, en esta ocasión se trataba de un cadáver que apenas llevaba enterrado un siglo.

En 1875, los operarios que estaban trabajando en las obras de remodelación de la estación de tren, se encontraron de una manera casual con un cuerpo momificado, el cual, tras haber sido oportunamente estudiado, se comprobó que el mismo no tenía mucho más de cien años de antigüedad y que se había conservado en unas perfectas condiciones gracias a un proceso conocido como saponificación que había convertido los restos en una momia de jabón.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que la saponificación del cuerpo se debió a una continua filtración de agua que portaba sustancias alcalinas dentro del ataúd, lo que provocó que al mezclarse con la grasa corporal que desprendía el cuerpo en descomposición fuese formando la capa de jabón que terminó conservándolo como si de una momia se tratase.

Se llegó a la conclusión de que el cuerpo correspondía a un hombre, que vivió durante la segunda mitad del siglo XVIII y que debió ser enterrado alrededor de 1800 (una década arriba o abajo).

[Te puede interesar: Hallados restos de nicotina en el cabello de las momias chilenas de Atacama]

Soapman (hombre de jabón) tal y como empezó a ser conocida la momia, fue entregada al Smithsonian National Museum of Natural History en la capital de los Estados Unidos (Washington DC) donde se destinó para su estudio y conservación, aunque no está expuesto al público. Ocasionalmente, algunos afortunados visitantes pueden tener la suerte de verlo en exposiciones específicas a grupos muy reducidos (sobre todo compuesto por investigadores).

Fuentes: Smithsonian Institution / mnh.si
Fuentes de las imágenes: Smithsonian Institution / anthintern.wordpress

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente