Sinbad, el perro que fue nombrado suboficial del ejército de los EEUU

Alfred Lopez
Cuaderno de Historias

El USCGC Campbell fue un barco utilizado por la guardia costera de los Estados Unidos que alcanzó una gran fama durante la Segunda Guerra Mundial por el gran servicio que prestó a su país, pero también pasó a la historia gracias a un peculiar miembro de la tripulación y cuyo nombre era Sinbad.

Pero no, no se trataba de ningún heroico marinero o alguien que se hizo popular por alguna gesta de salvamento en alta mar, sino que este singular personaje era un perro mestizo. A lo largo de los once años que permaneció a bordo del Campbell, Sinbad se convirtió en uno más, colaborando en múltiples tareas y haciendo un poco más alegre y distraída la vida en el mar de todos los hombres de a bordo.

[Relacionado: El oso que se convirtió en la mascota de una compañía del ejército polaco]

Llegó al barco en 1938 y de un modo casual, debido a que uno de los miembros de la tripulación había adquirido el cachorro de pocos meses para regalárselo a su novia, con el fin de que le hiciera compañía durante los largos periodos en los que él se encontraría embarcado. Pero la política de restricciones del apartamento donde vivía la muchacha impedía que pudiese quedarse con el perrito, por lo que el marinero tuvo que quedárselo y embarcarlo en el barco guardacostas.

Aunque cabe destacar que no admitido como mascota a la primera de cambio. La normativa del USCGC Campbell también tenía sus restricciones en cuanto a la presencia allí del animal, por lo que debía ser alistado como si de un miembro más se tratase y para ello debió pasar una serie de pruebas que confirmaron que estaba cualificado y preparado. Superado el trámite se le asignó un número de identificación, fue registrado como miembro de la Sociedad de Exploradores polares e incluso dispuso de su propia litera.

Diariamente se le asignaba una serie de trabajos los cuales tenía que cumplir, pero evidentemente se trataba de un perro de poco tiempo y sin los conocimientos de cualquier miembro (persona) que hubiese a bordo, por lo que se hacía un poco la vista gorda con las pequeñas torpezas del animal, que tenía embelesada a toda la tripulación.

Cada vez que el barco llegaba a algún puerto no solo eran esperados con entusiasmo los marineros que en él viajaban sino que el propio Sinbad también tenía sus propias admiradoras caninas.

Tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1939 y la posterior participación de EEUU a partir de 1941, el USCGC Campbell llevó a cabo un buen número de misiones, teniendo varios importantes percances en algunas de ellas pero en los que no sufrió bajas y todos los que iban a bordo salvaron la vida. Esto hizo que los miembros de la tripulación vieran en el animal a algo más que en una simple mascota o un miembro del guardacostas, considerándolo un auténtico amuleto que les traía buena suerte.

[Relacionado: Animales condecorados: la medalla Dickin]

Esto hizo que cada vez que algún tripulante hablase o escribiese a sus seres queridos les explicasen maravillas respecto a Sinbad, por lo que adquirió una extraordinaria fama que lo llevaron a ser todo un personaje público y salir en varias revistas y periódicos de renombre e incluso en importantísimos programas de radio y televisión.

También se cuentan anécdotas de cómo el perro lió algún que otro incidente en algunos lugares en donde había sido enviado el barco en misión, lo que le costó que en más de una ocasión lo bajasen de rango, como si de un miembro del ejército se tratase.

Tras finalizar la IIGM Sinbad continuó siendo un miembro más del USCGC Campbell hasta 1948, año en el que se le jubiló del servicio, no sin antes haberlo ascendido al rango de suboficial. Tan solo otro perro, llamado Stubby, alcanzó un grado de suboficial en el ejército de los EEUU y fue durante la Primera Guerra Mundial. Sinbad fue el segundo y último que lo consiguió, ya que tras él se prohibió esta práctica.

Murió el 30 de diciembre de 1951 y fue enterrado bajo el asta de la bandera que hay colocado junto al faro de Barnegat Light, en New Jersey, donde una lápida recuerda quién fue este entrañable animal y en la que cada año se le rinde un pequeño homenaje.

Cabe destacar que, hasta el año 2005, Sinbad fue el único miembro de la Guardia Costera de los Estados Unidos del que se ha escrito un libro con su biografía.

Fuente: uscg / wikipedia

[Te puede interesar: Los perros-bomba que los soviéticos utilizaban contra los tanques del ejército nazi]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines