El reloj que indica que tan sólo quedan 5 minutos para el Juicio Final

Alfred López
Cuaderno de Historias

Tras este sensacionalista y catastrófico titular no se esconde secta apocalíptica alguna ni tampoco una teoría de la conspiración, de las muchas que pululan por el planeta, sino un reloj metafórico y que es conocido como ‘Doomsday Clock’ o ‘Reloj del Juicio Final’.

Creado en 1947 por el Bulletin of Atomic Scientists (BAS), su misión principal consiste en indicarnos lo cerca que se encuentra nuestro planeta de una hecatombe, teniendo múltiples factores como la contaminación,el calentamiento global, conflictos bélicos, armas nucleares desplegadas, fugas radiactivas, etc...

[Te puede interesar: Cuando el gobierno español quiso tener su propia bomba atómica]

Con él se pretende alertar y concienciar del peligro real que existe de hacer desaparecer el mundo tal y como lo conocemos en la actualidad.

Días atrás los miembros del BAS publicaron su informe anual sobre el momento en el que estamos y lo cerca que nos encontramos de un desastre nuclear, científico o medioambiental.

La última vez en la que el Doomsday Clock varió su hora, situándose en las 23:55h, fue en 2012 y en la revisión que se ha efectuado recién estrenado el 2014 no ha habido cambio alguno, manteniéndose por segundo año consecutivo a cinco minutos para el Juicio Final. Hace dos años se perdió un minuto en relación a 2010 (pasó de las 23:54 a las 23:55) y la causa fue la fuga radioactiva producida en la central de Fukushima en 2011. Por aquel entonces todas las alarmas se pusieron en marcha, pues se tuvo el convencimiento y temor de que la manecilla del reloj avanzaría hasta situarse a solo tres minutos de la medianoche, no siendo así afortunadamente.

Cabe destacar que en 2010 el reloj se había recuperado tiempo y el reloj atrasado hasta los seis minutos, gracias a las políticas medioambientales que se habían estado aplicando en los últimos años.

El hecho de queactualmente el reloj continúe marcando la misma hora que hace dos años no es una buena noticia, pues esto quiere decir que de poco están sirviendo todos los protocolos establecidos y nada se está avanzando en cuanto a la protección de nuestro planeta.

El que los gobiernos de EEUU y Rusia no se pongan de acuerdo en el desmantelamiento total y final de los arsenales de armas nucleares almacenadas durante la Guerra Fría, provoca que exista este desconcierto.

Pero en estos momentos (y después de dos décadas desde el fin de la Guerra Fría) las relaciones entre ambas naciones no pasa por su mejor momento, sobre todo desde que Rusia ofreció asilo político al ex agente de la CIA Edward Snowden, quien filtró documentos secretos sobre casos de vigilancia/espionaje de los EEUU. Por tal motivo, el presidente norteamericano Barack Obama canceló una cumbre con su homólogo ruso Vladimir Putin.

[Relacionado: La historia de las armas que quedaron desperdigadas tras la Guerra fría]

Tampoco se están respetando los diferentes protocolos establecidos para reducir las emisiones de CO2 o no se ponen en marcha fórmulas con las que dar más rendimiento a las energías renovables (muchos son los países que parecen tener dudas a la hora de utilizarlas). También se señala en el informe de la BAS el hecho de que Japón haya retrocedido en sus promesas de reducir voluntariamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

La suma de todo ello es lo que provoca que no se pueda atrasar las manecillas de este significativo reloj.

Haciendo un repaso rápido por su historia y diferentes horas que ha ido marcando en todas estas décadas que lleva en marcha, en 1947 ese fijó en las 23:53 h, debido a que el final de la Segunda Guerra Mundial estaba todavía reciente y se tenía la certeza que ese sería el punto y momento en el que las manecillas estarían más cercar de la medianoche, pero no fue así, ya que en 1953, años de los inicios de la Guerra Fría, llegó a adelantarse hasta las 23:58 h (a falta de dos minutos).

[Te puede interesar: La ciudad secreta donde se construyeron las bombas atómicas norteamericanas]

Ese ha sido el momento más crítico. Después se recupero algo, llegando a situarse en las 23:48 h (a 12 minutos) en 1963 y 1972, volviendo a caer en picado hasta las 23:57 h (a 3 minutos) en 1984. El fin de la Guerra Fría propició que en 1991 las manecillas del Reloj del Juicio Final se situasen en una histórica hora, las 23:43 h (a 17 minutos para la medianoche).

En estas dos décadas, desde entonces, ha ido perdiendo minutos, hasta alcanzar la que actualmente tiene, la cual indica que tan sólo quedan 5 minutos para el Juicio Final.

En la siguiente infografía realizada por livescience podréis ver toda la evolución del Doomsday Clock desde su creación en 1947 hasta nuestros días.

Fuentes: Yahoo! News / livescience / thebulletin