La declaración de guerra de Costa Rica a las Potencias del Eje

Cuaderno de Historias
El periódico La Tribuna informó de la construcción en Costa Rica de campos de concentración (ticotimes)

En la actualidad Costa Rica es una de las 25 naciones del planeta sin ningún tipo de ejército. Fue una medida que se tomó bajo el mandato del presidente (en aquel momento de facto, 1948-49) José Figueres Ferrer; quien casualmente había alcanzado el poder militarmente tras alzarse en armas y provocar una guerra civil.

Tras proclamarse presidente, Figueres Ferrer decidió que la pequeña república centroamericana debía mantenerse neutral ante cualquier conflicto bélico aboliendo las Fuerzas Armadas.

[Te puede interesar: San Marino el Estado neutral que declaró la guerra a la Alemania nazi]

Cabe destacar que Costa Rica realmente no ha sido estrictamente ‘neutral’ debido a que, a pesar de no tener fuerzas armadas, colaboró en la ocupación estadounidense de la República Dominicana de 1965 y participó en el apoyo diplomático de la invasión de Irak de 2004.

A principios de la década de 1940 Costa Rica sí que disponía de su propio ejército, no demasiado numeroso debido a la extensión del país y el número de habitantes, pero lo suficientemente importante como para repeler y defenderse de un hipotético ataque.

Desde hacía varios años formaba parte de un acuerdo firmado por la práctica totalidad de países del continente americano en el que los unos velarían por los otros ante cualquier agresión externa y así constaba en el artículo 73 de la Constitución costarricense.

Esto es lo que llevó al entonces presidente Rafael Ángel Calderón Guardia, la mañana del 8 de diciembre de 1941, a declarar la guerra a las Potencias del Eje tras el ataque, el día anterior, por parte de la Armara Imperial Japonesa a la base estadounidense de Pearl Harbor y, por tanto, a una de las naciones que formaban parte del acuerdo anteriormente mencionado.

[Te puede interesar: El japonés que se arrepintió y pidió perdón tras bombardear los EEUU]

El texto de la declaración de guerra fue el siguiente:

El Congreso Constitucional de la República de Costa Rica: de conformidad con la fracción 6 del artículo 73 de la Constitución Política y el inciso 5 del mismo y en vista de la exposición que dirige a la Cámara el Secretario de Estado en el departamento de Relaciones Exteriores, acuerda:

Artículo Único.- Autorizar al Poder Ejecutivo para que declare la Guerra al Japón y a cualquier otra potencia no americana que cometa actos de agresión o declare la guerra a una de las repúblicas americanas y prestar el consentimiento del caso para el ingreso o permanencia de fuerzas terrestres, marítimas y aéreas de dichas naciones en los puertos y zonas marítimas del país.

Dado en el Salón de Sesiones del Congreso Constitucional Palacio Nacional. San José a los ocho días del mes de diciembre de mil novecientos cuarenta y uno.

Resulta curioso que la declaración de guerra del gobierno de Calderón Guardia fuese hecha varias horas antes por la realizada por el propio presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt.

Pero Costa Rica no participó en ninguna batalla bélica durante los cuatro años que todavía duró la Segunda Guerra Mundial, aunque sí fue de utilidad táctica para los EEUU permitiendo que establecieran un aeródromo es la Isla de Cocos.

La decisión del presidente Calderón Guardia fue muy cuestionada por sus opositores e incluso por alguno de sus socios de gobierno, debido a que en aquellos momentos estaba gobernando gracias a una extraña alianza que habían realizado con el Partido Comunista y la Iglesia Católica.

Otra de las decisiones que tomó el gobierno costarricense fue prohibir el Partido Nazi de Costa Rica el cual, a pesar de no llegar al centenar de militantes, se estaba convirtiendo en un estorbo político.

Se realizó la persecución de sus miembros y la mayoría de ellos fueron posteriormente encerrados en un campo de concentración que se puso en funcionamiento a mediados de 1942.

[Te puede interesar: Cuando en EEUU se confinó a miles de japoneses en campos de concentración]

El momento en el que más personas albergó el campo de concentración  fue a partir de una serie de disturbios que tuvieron lugar en San José, capital de la nación, tras el supuesto hundimiento del barco mercante San Pablo por un torpedo lanzado desde un submarino alemán.

Esto provocó que centenares de costarricenses enfurecidos se lanzaran a la calle a destrozar negocios regentados por personas de origen alemán, japonés o italiano, por lo que el gobierno decidió evitar linchamientos innecesarios e incluso una posible e hipotética organización para levantarse en armas o facilitar el ataque a la nación por parte de partidarios de los países pertenecientes a la Potencias del Eje.

Fuentes de consulta: forosegundaguerra / es-la-guerra / exordio / vegadark