Cuando La Línea de la Concepción fue bombardeada por error durante la IIGM

Cuaderno de Historias
La Línea de la Concepción y Gibraltar (Google maps)

Aquellos que seáis aficionados a visitar museos militares, si alguna vez visitáis el Museo Histórico Militar de la céntrica plaza de España de Sevilla, os encontraréis que en una de sus salas se expone una gran bomba FF italiana. Muchos podrían pensar que se trata de un artefacto explosivo procedente de la colaboración que Italia prestó al bando nacional de Franco durante la Guerra Civil española.

Pero no, esa bomba no cayó sobre territorio español en dicho conflicto bélico sino que fue en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue lanzada desde un Savoia-Marchetti SM-82, avión del ejército italiano que por error la dejó caer sobre La Línea de la Concepción.

[Te puede interesar: El plan secreto de Franco y Hitler para invadir Gibraltar]

Era la madrugada del recién estrenado día 12 de julio de 1941. Una de esas noches claras y serenas de verano en la que la luz que desprendía la luna permitía ver con claridad. La mayoría de los habitantes de la población gaditana dormían en sus casas, tras toda una jornada trabajando en los preparativos de la feria que estaban a punto de inaugurar, cuando de repente fueron despertados por un potente estruendo.

Bomba FF italiana caida en La Linea de la Concepción en 1941 (documentosdemiciudad)

La explosión provenía de la confluencia de las calles Duque de Tetuán y López de Ayala donde había caído una bomba que afectó a tres viviendas haciéndolas caer abajo y dejando enterradas entre los escombros a las personas que allí vivían.

Cinco fueron los muertos que ocasionó la explosión y numerosos los vecinos heridos, sin contar los múltiples daños que produjo en el vecindario la onda expansiva, pero ¿de dónde provenía dicha bomba?

Se suponía que España se había declarado neutral en la IIGM y, a pesar de la cercanía del Peñón de Gibraltar, perteneciente a la soberanía británica, nuestro país debía mantenerse a salvo de cualquier ataque por parte de uno u otro bando beligerante.

Poco a poco fueron conociéndose más noticias sobre lo sucedido, llegando el aviso de que en la cercana playa de poniente habían caído otras dos bombas, quedando éstas semienterradas en la arena y sin explotar.

Horas después ya se sabía la causa por la que las tres bombas cayeron en el municipio linense: El avión del ejército italiano Savoia-Marchetti SM-82 había partido desde la base de Cerdeña y como misión tenía la orden de bombardear el aeródromo y el puerto de Gibraltar. Un error de cálculo por parte del piloto hizo que éste lanzase las tres bombas en tres puntos diferentes a los que debían caer. Al menos está fue la explicación oficial que se le dio al asunto.

[Te puede interesar: El conflicto con Gibraltar, tres siglos de rifirrafes hispano-británicos]

Dentro de la desgracia ocurrida estaba la suerte de que tan solo una de las bombas había explotado y las otras dos habían sido localizadas rápidamente, pudiendo ponerlas en un lugar seguro con el fin de que no causase ningún percance mayor.

Desde la oficina diplomática española se mandó una queja al gobierno de Benito Mussolini, pero de poco sirvió, ya que las dos noches siguientes el mismo avión sobrevoló la misma zona; algo que hizo sonar las alarmas y fastidió las jornadas de feria que estaban celebrando los linenses después de cinco años sin haber podido ponerlas en marcha por culpa de la Guerra Civil.

Avión Savoia-Marchetti SM.82 que lanzó bombas sobre La Línea de la Concepción (Wikimedia commons)

Era tan solo un vuelo de reconocimiento de la zona, pero temían volver a ser bombardearos por error. Por ese motivo, la tercera noche en la que se vio aparecer el avión italiano por el cielo de La Línea de la Concepción la fuerza antiaérea española disparó unas ráfagas haciendo que el aparato desviase algo su trayectoria, pero aún y así lanzó de nuevo tres bombas, dos cayeron en la zona de Campamento, dentro del vecino municipio de San Roque, estallando sin causar víctimas mortales ni heridos. Una tercera bomba cayó en las inmediaciones del río Cachón, aunque ésta quedó encajada en la ribera sin llegar a explotar.

Esta fue la última inclusión en el espacio aéreo español, no resolviéndose el problema hasta una vez finalizada la IIGM en 1945.

Para entonces el gobierno italiano, que se había hecho cargo de la nación tras la caída del régimen de Mussolini, decidió indemnizar al Estado Español con 250.000 dólares. Con ese dinero se debía sufragar todos los gastos tanto médicos como materiales ocasionados por las explosiones y las correspondientes compensaciones para las víctimas y sus familiares. Pero dentro de esa indemnización por parte de los italianos había una pequeña trampa… como Franco tenía una deuda millonaria que contrajo con Mussolini cuando éste le ayudó durante la Guerra Civil, el dinero no sería abonado y esa cantidad serviría para amortizar parte de la deuda.

Así pues, fue al gobierno español al que le tocó hacerse cargo íntegramente de todos los gastos que ocasionó el lanzamiento de las bombas sobre los municipios gaditanos.

Fuentes de consulta: Andalucía, Documentos y Narraciones / blitzkrieg2gm / Wikipedia

[Te puede interesar: Cuando el gobierno español quiso tener su propia bomba atómica]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines