¿Y si Nessy fuera una falla tectónica?

Mucha gente opina que tras una leyenda, siempre hay un poso (aunque sea minúsculo) de realidad. Lo vimos hace bien poco con la famosa (y falsa) historia del bolígrafo espacial desarrollado por los estadounidenses por una millonada, mientras que los rusos usaban lápiz. Y ahora podríamos estar a punto de volver a vivir algo semejante en relación al más famoso habitante de las Highlands escocesas.

[Relacionado: De lápices y bolis espaciales (o los peligros de las cadenas de correos)]

Según puedo leer en LiveScience, un geólogo italiano llamado Luigi Piccardi cree que cierto detalle asociado a las apariciones de Nessy, podría ayudar a explicar el fenómeno que dio lugar a la leyenda del monstruo del Lago Ness.

En concreto se refiere a los movimientos de tierra y aparición de burbujas en superficie que abundaron entre 1920 y 1930, década en la que el nº de avistamientos del monstruo fue más abultado. Es en esta época, cuando Kenneth Wilson tomó la famosa foto de la forma serpentina asomando del lago, que tantas veces ha sido publicada a pesar de ser falsa. (Véase: La foto del monstruo del Lago Ness que engañó a medio planeta).

Piccardi sostiene que la presencia de un sistema de fallas que atraviesa el lecho del lago, llamada de Great Glen, podría explicar aquel alto número de avistamientos de Nessy, ya que en esa década la falla mostró un período de actividad sísmica.

En palabras del geólogo: "Lo que veía la gente en realidad eran los efectos de los terremotos sobre el agua".

[Relacionado: ¿Hay decenas de monstruos en el Lago Ness?]

La falla de Great Glen mide más de 100 kilómetros de largo y corta las Highlands escocesas en dos mitades, la norte y la sur. En realidad ella es la responsable de la creación del propio "Loch Ness", el lago más profundo de toda Gran Bretaña.

Esta falla pertenece a las así llamadas falla de desplazamiento de rumbo (strike-slip en inglés), que se caracterizan por un movimiento de rocas la una sobre la otra sin que ello produzca desplazamientos en vertical. La falla de San Andrés, responsable de los periódicos temblores en San Francisco, California, es así mismo una falla strike-slip.

La teoría tectónica sobre la naturaleza de Nessy ofrecida por Piccardi, podría explicar por qué a pesar de los múltiples medios empleados en la exploración del lago, entre los cuales se cuentan incluso el empleo de delfines con cámaras atadas a su lomo, y exploración con radar y satélites, jamás han podido detectar la presencia de un ser esquivo.

Eso sí, a pesar de que tal vez hayamos dado con la explicación más lógica, los habitantes de la zona seguirán confiando en el tirón del monstruo, una de las mayores atracciones turísticas de Escocia.

[Podría interesarte: Mercator, un engaño mundial]

Más información sobre el trabajo de Piccardi en Geology.com.

Me enteré leyendo Livescience.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente