Una de las manchas solares más espectaculares de los últimos años

Miguel Artime

Aunque fueron los chinos los que en el año 800 a.C dejaron por escrito por primera vez la existencia de manchas en la superficie del Sol, en realidad a quien debemos la primera detección mediante telescopio fue, cómo no, a Galileo Galilei. Además, el astrónomo italiano utilizó aquellos datos para determinar el periodo de rotación solar; y es que las manchas solares son uno de los fenómenos más fácilmente observables (con la protección adecuada) en nuestra estrella.

Se trata de grandes secciones de la fotosfera solar donde se concentran los intensos campos magnéticos del Sol. permitiendo que la superficie no se caliente tanto. Se nos presentan como regiones más oscuras; al observarlas aparecen como manchas oscuras ya que, al contar con una temperatura más baja, emiten menos energía. De todas formas, no son negras; tan solo son menos brillantes que las áreas vecinas.

[Relacionado: Un Universo hermoso en fotografías]

Estas variaciones solares están ligadas al campo magnético del Sol y tienen ciclos; el más destacable es el conocido como "Solarmax o Máximo Solar", en el que nuestra estrella cambia su polaridad magnética en un periodo de 11 años. Este ciclo lleva ligado consigo la aparición de manchas solares en los momentos de máxima actividad.

Pues bien; ahora que que nos estamos acercando a uno de esos máximos solares (se producirá aproximadamente en 2013) la aparición de manchas solares se ha incrementado, de ahí que se haya descubierto una de las más espectaculares de los últimos años: La mancha solar AR-1032.

AR 1302 fue localizada a principios de la semana pasada. Su gran tamaño permite que podamos observarla sin utilizar telescopio (utilizando, obviamente, las protecciones adecuadas).

En los últimos días, la NASA ha comenzado a registrar al menos dos llamaradas de alta intensidad (de clase X) junto con diversas de clase media y baja (M y C). Estas eyecciones de masa coronal están provocando tormentas magnéticas, que nos dejan preciosas imágenes de auroras polares para disfrute de los aficionados a la fotografía.

No obstante, como puedes imaginar, toda esta actividad solar lleva su contrapartida y, aunque no son peligrosas para nosotros, los más perjudicados pueden ser los satélites y sistemas de comunicación; también podrían verse afectadas algunas centrales eléctricas situadas en latitudes altas, aunque no se prevee nada fuera de lo normal, a pesar de que ya se han tomado diversas medidas de prevención para las próximas semanas.

Aun así, y después de hablar con uno de los mayores expertos solares del mundo, el astrofísico Valentín Martínez Pillet, presidente de la Division II Sun & Heliosphere de la IAU, podemos estar tranquilos, puesto que todas estas eyecciones y manchas entran dentro de lo normal en un periodo de alta actividad solar.