Un estudio científico asocia dietas veganas con mayor riesgo de cáncer, afecciones cardiacas, depresión o ansiedad

Puede parecer contraintuitivo puesto que durante las últimas décadas el pensamiento general parecía asociar al vegetarianismo una mejor calidad de vida y una salud más fuerte, sin embargo un nuevo estudio publicado esta semana en la plataforma científica PLoS ONE pone el contrapunto a esa idea tan extendida.

Científicos de la Medical University de Graz, en Austria, acaban de hacer públicos los resultados de un estudio realizado entre más de 1.300 sujetos en el que analizaban la dieta alimenticia de cada uno de ellos y las consecuencias que ésta tenía sobre su salud.

[Te interesará: Razones por las que ser vegano no es buena idea]

Los datos del estudio, y en palabras del propio artículo publicado, muestran que una dieta vegetariana estricta (veganismo) está asociada a una salud más frágil (con mayor incidencia en cáncer, alergias, afecciones cardiacas y trastornos mentales), una mayor necesidad de asistencia médica y una peor calidad de vida.

Así de tajante se muestra el estudio médico que analizó concretamente a 1320 sujetos a los que dividió en cuatro grupos según su dieta. En un primer grupo estudiaron a 320 vegetarianos estrictos que no comen carne en absoluto (veganos) . Un segundo grupo (300 personas) compuesto por consumidores ocasionales de carne y abundante fruta y verduras (vegetarianos "laxos"). Un tercer grupo (300 personas) que consumía carne de forma moderada y por último, un cuarto grupo (300 personas) de consumidores muy habituales de carne.

Además de la dieta el artículo incluyó otras variables en la vida cotidiana de los sujetos, y es curioso ver cómo a pesar de que los veganos consumían menos alcohol que el resto de grupos y que ofrecían un índice de masa corporal más bajo, lo cierto es que su salud, tanto física como mental, se encontraba más debilitada que el resto y habían necesitado asistencia médica con más frecuencia.

Hasta aquí los resultados del estudio publicado esta semana que, para más detalles, se puede consultar en abierto en PLoS One… ahora, permítanme una valoración personal del artículo.

En mi opinión este tipo de estudios, además de ofrecer polémica y resultados contradictorios (estoy seguro de que existen otros estudios similares con diferentes conclusiones e incluso opuestas) no aportan demasiada luz al tema porque suelen ser parciales y no contemplan todas las variables de hábitos potencialmente nocivos.

Lo único que destacaría de este artículo es una de las prudentes recomendaciones que los científicos responsables han incluido en sus conclusiones: “Una alimentación sana exige reducir las grasas y proteínas animales, favoreciendo el consumo de alimentos ricos en fibras y vitaminas […] Sin embargo, esto no debe confundirse en ningún caso con no consumir nada de carne puesto que una dieta saludable es aquella que no excluye sustancias útiles para el buen funcionamiento del organismo”.

[Si te interesan los temas culturales y científicos, te gustará la nueva sección Yahoo Mentes]

Referencias científicas y más información:

Burkert NT, Muckenhuber J, Großschädl F, Rásky É, Freidl W (2014) Nutrition and Health – The Association between Eating Behavior and Various Health Parameters: A Matched Sample Study. PLoS ONE 9(2): e88278. doi:10.1371/journal.pone.0088278

Science 2.0 Vegetarians Found To Have More Cancer, Allergies And Mental Health Disorders (Abril 2014)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente