Cuaderno de Ciencias

¿Tu loro no se calla? Hazle un buggy

Andrew Gray, de 29 años, es un estudiante universitario de doctorado que adora a su mascota Pepper, un bullicioso loro gris africano. Hasta aquí, todo de lo más normal.

[Relacionado: Animales que aprenden]

La diferencia viene cuando se explica el problema que los excesivos decibelios producidos por el loro le provocaban a Andrew (o más bien a sus vecinos) cada vez que abandonaba su casa y dejaba solo a su mascota.

Como resulta que el chaval era estudiante de Robótica en la Universidad de Florida, y teniendo en cuenta que esta especie de loro es famosa por su inteligencia (si no conocéis la historia de Alex ya estáis tardando), a Andrew se le ocurrió una manera de "movilizar" su ingenio para tranquilizar al loro.

De modo que lo que hizo fue crearle un juguetito hightech a su plumífero amigo, con el que conseguía entretenerlo, relajarlo y de paso ganarse unos créditos en su camino hacia el título de ingeniero.

[Podría interesarte: El robot que aprende a hablar como un bebé]

El juguete del loroAndrew fabricó un juguete hightech a su plumífero amigo, con el que conseguía entretenerlo, relajarlo y de paso ganarse unos créditos en su camino hacia el titulo de ingeniero

Como podéis ver en el vídeo superior, realizado por el propio Andrew, el juguete en cuestión es un Buggy a tamaño reducido con el que Pepper puede moverse a voluntad por el suelo del campus. Si Loquillo cantaba aquello de "Yo para ser feliz quiero un camión", el loro ha conseguido un objetivo similar pero hecho a medida.

Con Pepper al timón (o más bien al joystick) el buggy llama la atención allá por donde pasa. Y es que no le falta detalle, por ejemplo cuenta con detector de impactos para frenar si se encuentra una pared (o tu pierna por el pasillo), y un sistema de posicionamiento autónomo que lo lleva a su lugar de aparcamiento una vez que el loro deja de manejarlo.

No me extraña que el loro haya dejado de emitir esos desagradables graznidos. Con un cochecito así yo también dejaría volar el tiempo entretenidísimo.

Si te pasas por Florida, tal vez puedas ver la creación de Andrew (y otros 12 robots creados por otros estudiantes) expuestos en la Universidad. Espero que le hayan aprobado.

[Relacionado: Señala objetos y no tiene manos ¿Qué es?]

Por cierto, según puedo leer hacer el robot costó unos 1000 dólares. Desde luego, el loro no podrá quejarse de las atenciones recibidas.

Me enteré leyendo Natureworldnews.

Suscríbete a nuestros blogs:

[X]

Cómo subscribirse

Abra cada sección para suscribirse utilizando Añadir a Mi Yahoo o feeds Suscribirse al RSS.

Yahoo Noticias ofrece docenas de feeds RSS que puede leer in Mi Yahoo o usando un software lector de noticias RSS de otro proveedor. Haga clic aquí para más información sobre RSS y cómo puede usarlo con Yahoo Noticias.

Autores/perfiles de blogs