¿Se puede ver el sonido? Con este experimento, sí

Javier Peláez
Cuaderno de Ciencias
17 de junio de 2013

Cuaderno de Ciencias acaba de cumplir su tercer aniversario y de entre todos los artículos que os hemos ofrecido, sin duda los post sobre efectos visuales han sido algunos de los más visitados. Sobre todo porque esta clase de videos nos traen dos cosas muy interesantes: Consiguen sorprender al lector y a la vez aportan algún conocimiento sobre las leyes físicas de manera amena y divertida.

[Relacionado: Creando efectos espectaculares con agua y sonido]

Un ejemplo sobresaliente de esta clase de videos es el que os mostramos hoy y que en youtube ya ha superado ampliamente los dos millones de visionados en tan solo unas semanas.

Se trata de un experimento clásico de acústica realizado con solo tres elementos: Granos de sal, una placa metálica y un generador de frecuencias… pero mejor será que lo veamos antes de analizar qué está ocurriendo exactamente.

En realidad este usuario de youtube está recreando, dos siglos después, un efecto visual conocido desde hace mucho tiempo.

En concreto se llaman Figuras de Chladni en honor a uno de los padres de la investigación en acústica: el físico alemán Ernst Chladni quien descubrió un curioso modo de “visualizar” las ondas sonoras a través de su interacción con materiales livianos y granulosos como la sal o la arena.

En el experimento original del siglo XVIII, Chladni utilizó una placa fija sobre la que derramó arena para, a continuación, hacer sonar un violín.

El resultado fue sorprendente: cuando la placa vibra por efecto del sonido procedente del arco del violín, la arena se mueve según las zonas con más o menos vibración, formando patrones geométricos que dependen de la frecuencia del sonido.

[Te interesará: Físico cuántico hace “desaparecer” a su hijo pequeño]

Como podéis ver en la imagen de la derecha, Chladni incluso se entretuvo dibujando los diferentes patrones que la arena iba formando dependiendo de la frecuencia del sonido que el físico aplicaba a la placa.

Así pues, la clave del video está en la frecuencia del sonido. Gracias al moderno generador de frecuencias no necesitamos un violín como Chladni y además podemos crear numerosas formas de vibración que harán que los granos de sal formen patrones mucho más intrincados.

[Si te ha interesado este artículo, te gustará: ¿Afectan las nuevas tecnologías al funcionamiento de nuestro cerebro?]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines