¿Por qué los zurdos son minoría?

Cuaderno de Ciencias

¿Por qué hay muchos menos zurdos que diestros? Las estadísticas nos muestran que los humanos "siniestros" (del latín sinister, que indica la mano izquierda)  comprenden el 10% del total de la población, hecho que desconcierta a los científicos desde hace un buen tiempo. Ahora, un nuevo estudio sugiere que los zurdos son escasos por culpa del equilibrio entre cooperación y competición, en la evolución humana.

Lo curioso es el modo en que los científicos de la Universidad Northwester obtuvieron sus datos: lo hicieron centrándose en el mundo del deporte.

[Te puede interesar: ¿Por qué movemos los ojos al pensar?]

Seguro que el primer deportista zurdo que se te ha venido a la mente es Rafa Nadal. Bien, en su caso no hablamos de un zurdo natural. El manacorí se ejercitó desde pequeño como zurdo para obtener ventaja en un deporte donde los diestros son mayoría, pese a excepciones remarcables como las de John McEnroe, Guillermo Vilas y Jimmy Connors.

La de Nadal no es una historia única, el delantero de la selección española de fútbol David Villa aprendió a jugar con la izquierda cuando era pequeño por indicación de su padre, que le prohibía jugar con la derecha para no forzarla, pues a los 4 años sufrió una fractura seria en la pierna derecha.

Pero volvamos con el tema del estudio. Abrams y Panaggio, autores del mismo, han logrado crear un modelo matemático con el que son capaces de predecir con éxito el porcentaje de jugadores diestros y zurdos en diversos deportes de equipo y de confrontación directa.

Y es que la cooperación favorece que todos los participantes hagan un uso común de las manos (para compartir las mismas herramientas) mientras que en cuestiones de competencia física directa, por el contrario, ser distinto es un punto a favor.

Su modelo predijo con exactitud el porcentaje de zurdos en el béisbol: más del 30% de los jugadores de élite en este deporte lo son. En cambio, en otros deportes individuales como el boxeo, la esgrima y el tenis de mesa, el porcentaje de zurdos era del 10% (el mismo que el de la población en general).

Curiosamente, en el mundo del golf, solo un 4% de los jugadores es zurdo, lo cual podría entenderse porque los palos están diseñados para diestros.

El origen de las diversas lateralidades es tanto genético como ambiental, lo que explica que dos hermanos gemelos puedan ser zurdo y diestro respectivamente.

En palabras de Abrams, si las sociedades fueran cooperativas por completo, todos exhibiríamos la misma lateralidad. En cambio, si el aspecto competitivo fuera lo realmente importante, podríamos esperar que la población se repartiera al 50-50 entre zurdos y diestros.

El estudio se publicó en la revista Journal of the Royal Society.

Me enteré leyendo Livescience.

[Más: ¿Duran más las pilas si se guardan en el frigorífico?]

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines