¿Ocurrió realmente el experimento Philadelphia?

El Leon D-54, un buque destructor escolta fuera de servicio, fue desguazado en Grecia en 1999. Pocos sospecharon entonces que el barco podría haber sido el protagonista medio siglo atrás de uno de los experimentos científicos más polémicos de la historia realizados por los Estados Unidos.

Por Alfred López.

El Leon D-54 había sido cedido por EE.UU. a Grecia de 1951 a 1992 por un acuerdo de cooperación entre ambos países tras la Segunda Guerra Mundial. Su nombre había sido cambiado y en realidad se trataba del USS Eldridge (DE-173), construido a principios de 1943 y señalado como el lugar donde se llevó a cabo el "Experimento Philadelphia".

Se trataría de un proyecto científico que en ningún momento ha sido confirmado ni descartadoo por parte del gobierno de los Estados Unidos, pero que, a lo largo de muchísimos años, ha llenado miles de páginas en libros, revistas y diarios.

La edición griega de la revista Playboy, en su número de octubre de 1996, llevaba en portada (junto a la foto de la playmate del mes) el titular de un artículo sobre el "Experimento Philadelfia", también conocido como "Proyecto Rainbow". El artículo vinculaba al Leon D-54 con un hecho ocurrido 53 años atrás.

El testimonio de Carlos Allende es la prueba principal sobre la que se han basado todos aquellos que han querido demostrar que el experimento ocurrió. Este hombre es la única persona que a lo largo de la historia se proclamó testigo visual de lo que "supuestamente" le sucedió el 28 de octubre de 1943 al USS Eldridge (DE-173).

El siguiente texto está basado en las informaciones que facilitó Carlos Allende...

Tras la entrada de EEUU en la SGM y ante el masivo hundimiento de más de un millar de embarcaciones aliadas por parte de los submarinos U-Boot del ejército alemán, se realizaron numerosos estudios para conseguir la "invisibilidad" de sus buques en los radares enemigos. Para ello se trabajó en base a la teoría de la relatividad de Albert Einstein y a la teoría dinámica de la gravedad desarrollada por Nikola Tesla.

Con ello se pretendía crear un campo electromagnético capaz de disimular cualquier objeto y hacerlo indetectable. El efecto de este campo sería el de curvar la luz alrededor de un objeto concreto y hacer que éste se convirtiera en invisible.

Se realizaron múltiples comprobaciones y se decidió poner en marcha el experimento. Para ello se utilizaría el buque, recién estrenado, USS Eldridge (DE-173). En la bahía de Filadelfia todo estaba preparado y el barco había sido equipado con generadores de gran potencia que produciría un campo electromagnético que permitiría su invisibilidad.

Podéis leer el resto de la entrada en Ya está el listo que todo lo sabe.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente