Muere una mujer por intentar vivir del aire

Cuaderno de Ciencias

Vivimos tiempos extraños. Mientras medio mundo se muere de hambre, en la otra mitad cada vez abundan más las dietas extrañas prometiendo resultados milagrosos. Algunas de estas dietas sobrepasan los límites racionales y, entre misticismo y pseudociencia, pueden llegar a ser tremendamente peligrosas.

Todos hemos escuchado los problemas que pueden acarrear pseudoterapias como la dieta Dukan o la grave amenaza que supone para nuestro organismo alimentarse o inyectarse agua de mar. Sin embargo, existen dietas aún más delirantes como la que propone un fakir indostano llamado Prahlad Jani que afirma llevar más de 70 años sin comer ni beber nada gracias a la ayuda de la diosa Amba.

No es el primer fakir que asegura "vivir del aire", una bella metáfora que en realidad esconde mentiras y trucos antiguos pero que pueden hacer creer a algunos que esta idea, conocida como respiracionismo, puede ser cierta poniendo en grave peligro su salud.

Como podréis imaginar y a pesar de que la habréis podido leer en multitud de medios de comunicación, la afirmación no tiene ni pies ni cabeza. Aun así, existe gente que puede llegar a creerla y pensar que es posible vivir sin comer ni beber, alimentándose solo del aire o de la luz del sol. El ejemplo más claro nos llega ahora desde Suiza, donde una mujer ha muerto de hambre al seguir las enseñanzas del respiracionismo. Es la cuarta víctima mortal de esta terapia que alienta a algunos incautos a dejar de comer y beber con la loca idea de que se puede vivir solo con un poco de sol y aire. Muy preocupante, puesto que en Alemania, el Reino Unido o Francia también han aparecido muertes similares.

La mujer de 50 años se dejó convencer por un documental en el que se explicaban las milagrosas vidas de personas que seguían las enseñanzas del fakir Prahlad Jani y podían vivir sin alimentarse. Sus hijos intentaron convencerla de que abandonase esa idea pero ya era tarde; Un día no contestó al teléfono y cuando llegaron a su casa la encontraron muerta. La autopsia reveló que había muerto de hambre.

Son las consecuencias más directas y tráficas de la credulidad en pseudociencias, terapias y dietas milagrosas.

Vivir del aire tan solo es otro truco de fakires al igual que levitar por el aire, tragar sables, encantar serpientes o tumbarse en una cama hecha de clavos. Antiguos trucos de magia donde la explicación es tan simple que, una vez descubierta, lo que verdaderamente sorprende es que lo hubieramos creído.

Sin embargo, el misterioso halo que envuelve las antiguas culturas orientales, el misticismo asociado a ellas y su llegada a Occidente transformado en nuevas terapias alternativas siguen cautivando a mucha gente. Como vemos, en algunos casos, la creencia en estos trucos y supercherías puede llegar a ser mortal cuando se lleva la irracionalidad a la práctica.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines