Misteriosas aguas azules brillan en la noche de Hong Kong

Miguel Artime
Foto tomada frente a la costa de Hong Kong el 22 de enero de 2015. (Crédito: AP Photo/Kin Cheung)
Foto tomada frente a la costa de Hong Kong el 22 de enero de 2015. (Crédito: AP Photo/Kin Cheung)

La imagen que veis sobre estas líneas, inquietante a la par que hermosa, fue tomada ayer 22 de enero en la costa de Hong Kong y parece estar causando preocupación entre los biólogos marinos. Como podéis ver, una banda de color azul refulge en la noche junto a la orilla, muy cerca de las luces de la vecina ciudad. ¿Se trata de una fuga de material radioactivo? No, el fulgor lo produce la floración de un tipo especial de algas bioluminiscentes pertenecientes al grupo de las Dinoflagellata. Pese a la belleza casi onírica del fenómeno, su presencia podría resultar potencialmente tóxica para la vida acuática.

[Relacionado: Encuentran un misterioso gusano bioluminiscente en la selva amazónica de Perú]

La especie responsable del fulgor azul fotografiado en Hong Kong es la Noctiluca scintillans, también conocida como chispa de mar, es la responsable de las así llamadas mareas rojas. Esta criatura, que parece un alga y puede comportarse como tal, en realidad no lo es. Las chispas de mar son organismos unicelulares que técnicamente pueden funcionar como animales y como plantas.

Las floraciones de esta especie están relacionadas con la contaminación humana producida en las explotaciones agrarias. Según la oceanógrafa Samantha Joye de la Universidad de Georgia, la presencia de Noctilucas puede resultar devastadora para la vida marina y para el sector pesquero local. Tras ver las fotos de Hong Kong, esta experta declaró: "las imágenes son preciosos, pero es extremadamente desafortunado que las creadoras de ese misterioso y majestuoso fulgor sean las Noctilucas".

Foto realizada con una larga exposición muestra el fulgor de una floración de algas Noctiluca scintillans a lo largo de la costa de Hong Kong. (Crédito: AP Photo/Kin Cheung)
Foto realizada con una larga exposición muestra el fulgor de una floración de algas Noctiluca scintillans a lo largo de la costa de Hong Kong. (Crédito: AP Photo/Kin Cheung)

[Podría interesarte

: La mayor invasión de algas de la historia de China]

La Noctiluca se alimenta de plancton y a su vez sirve de alimento a otras especies. Tanto el plancton como la Noctiluca se hacen más abundantes en presencia de nitrógeno y fósforo, dos de los compuestos principales de los fertilizantes, que en numerosas ocasiones se ven arrastrados hacia el mar por la acción de las escorrentías.

Al contrario que otros organismos similares, la Noctiluca no produce directamente compuestos químicos que ataquen al sistema nervioso del cuerpo. Sin embargo, estudios recientes las relacionan con floraciones recientes que resultaron dañinas para la vida marina. El hecho de que actúen a un tiempo como depredadores y como presas, puede finalmente magnificar la acumulación de las toxinas de producidas por las algas en la cadena trófica.

Noctiluca scintillans, dinoflagelado que exhibe bioluminiscencia. (Imagen Creative Commons Wikipedia / Maria Antónia Sampayo).
Noctiluca scintillans, dinoflagelado que exhibe bioluminiscencia. (Imagen Creative Commons Wikipedia / Maria Antónia Sampayo).

Pese a que como vemos, las floraciones de Noctilucas pueden resultar peligrosas para la fauna marina, sin embargo entrar en contacto directo con ellas no es peligroso para los humanos. De hecho existen algunos lugares en el mundo famosos por la increíble aglomeración de dinoflagelados en sus aguas, por ejemplo Bahía Mosquito en Puerto Rico, que ha convertido el fenómeno en una atracción turística.

[Relacionado: ¿Cambiaremos las bombillas por plantas bioluminiscentes?]

Me enteré leyendo Yahoo! news.